El cocuy por Vanessa Rolfini Arteaga

Casi dos años le llevó a la periodista especializada en gastronomía y cocinera Vanessa Rolfini Arteaga escribir El cocuy, libro sobre esa bebida ancestral, con aroma y sabor fuerte, que forma parte importante del acervo de los venezolanos.

Tanto, que la elaborada en Pecaya, región de la sierra del estado Falcón, es el primer licor en obtener Denominación de Origen Controlada (DOC), en mayo de 2001. En febrero de ese mismo año fue para el cacao de Chuao y en 2003 para el ron.

Con información valiosa

El cocuy
El agave cocui es originaria de los estados Lara y Falcón / Foto cortesía Vanessa Rolfini

La publicación, editada en 2015 (se consigue actualmente) forma parte de la colección En Venezuela de la Fundación Bigott. Es un libro de pequeño y económico formato, pero no por ello menos interesante, de una amena y rápida lectura.

Aunque se habían publicados folletos, artículos y ensayos sobre el cocuy, este es el primer libro que lo aborda exhaustivamente. A través de sus 75 páginas encontrará información valiosa y actualizada de este aguardiente autóctono, que se extrae de una planta agave (el agave cocui), originaria de los estados Lara y Falcón.

Rolfini se documentó lo suficiente. Fue no pocas veces hasta los lugares productores para profundizar. Consultó 16 bibliografías, 10 hemerográficas y siete entrevistas, entre otras fuentes. “No discriminé información alguna. En donde había algo de donde indagar, hasta allá me fui”, destaca.

Inclusive, en 2014 viajó a México, en donde estuvo diez días en Oaxaca, en el que visitó varios palenques para conocer cómo hacen el mezcal, que se fabrica con la penca del agave, al igual que el cocuy.

Un compromiso moral

El cocuy. Vanessa Rolfini
Vanessa Rolfini, autora del libro, cocinera y periodista especializada en la fuente gastronómica / Foto cortesía Vanessa R.

La publicación viene a ser una carta de presentación del cocuy, pues “compila información de muchas fuentes, relatos, historia patria y de vida… y uno que otro jugoso dato extraoficial. Esta travesía para entender el cocuy comenzó como un proyecto personal, impulsado por la curiosidad y la conexión con mis raíces y la tierra a la que tanto amo. Digamos que este proyecto ha terminado siendo un compromiso moral”, afirma.

El libro está dividido en cinco capítulos: los antecedentes del agave cocui, referencia a documentos históricos, su evolución, su anatomía, el proceso de producción, los motivos que lo llevaron a su ilegalidad y lo que fue salir de ella, y el estatus de los productores, entre otros temas.

Sin embargo, es la última parte quizás la más osada, como relata la autora, pues “hace una primera aproximación al análisis sensorial del cocuy: lineamientos para degustarlo, las virtudes y defectos con que se puede encontrar el consumidor”.

Finalmente, el apéndice ofrece recetas de cocteles diseñadas por una mixóloga profesional y por algunos productores del estado Falcón.

Estamos ante una bebida patrimonial, un producto orgánico y sin preservativos, que no se puede tomar a la ligera (por su alto grado de alcohol). Vanessa Rolfini lo deja claro: “Es una vieja deuda que con estas páginas queda saldada. ¡Salud y larga vida al cocuy!”.

También le puede interesar: Con agua de mar fabrican una cerveza en Argentina

 

Comments

comments