Para nadie es un secreto que Alemania es, por excelencia, uno de los principales países con tradición cervecera de Europa. En el país germano la cerveza es más que una bebida, para ellos es arraigo, cultura y tradición de más de cien años. Su aprecio por el fruto de la cebada es tan grande que cada 23 de Abril se dedican a enaltecer esta bebida. Ya que se acerca esta fecha vamos a dedicar este especial con las cervezas alemanas más famosas.

Se estima que Alemania se producen alrededor de 5.000 variedades; la mayoría de éstas bajo la Ley de Pureza de Alemana de 1516 –una Ley de suma importancia en la cultura germana—. Entre los estilos de cervezas alemanas más famosas destacan las tipo Pilsen, Weizenbier, Altbier, Kölsch, Schwarzbier, Bockbier y Kellerbier.

Si eres amante de las cervezas no podrás dejar de probar estas 15 cervezas alemanas más famosas e influyentes. 

1.- Hofbräu München Münchner Weisse

Es conocida como HB y su historia data de 1589. En aquel entonces solo podían ser elaboradas por quienes obtenían el privilegio ducal. Staatliches Hofbräuhaus München —una de las cervecerías más antiguas de Múnich— gozó de este privilegio exclusivo durante unos 200 años, consiguiendo con ello el monopolio de la “Weissbier” en Baviera.

Es tipo Ale, de fermentación alta. Su estilo es propio de München. Contiene un 5,1% vol. de alcohol. Con un aspecto dorado y turbio, un sabor afrutado dando notas de fruta de hueso y un toque refrescante. Es recomendable acompañarla con alimentos salados, especialmente con un “pretzel”.

2.- Cerveza Kapuziner Weissbier Hefe

Es oriunda de la ciudad de Kulmbach. Allí se encuentra una de las cervecerías artesanales más grandes de la región, de nombre Kulmbacher. Ésta es el resultado de la fusión de cuatro cervecerías locales en 1996. Es de aquí de donde proviene es producida la cerveza, bajo el nombre monástico, Kapuziner.

Está considerada como una de las más refrescantes del mundo. Es una cerveza de fermentación alta, de tipo Ale, elaborada con malta de trigo y una levadura especial sin filtrar (Naturtrüb). El sabor distintivo de dicha levadura se compensa con un cuerpo sólido de malta así como un sabor afrutado. Contiene un 5,4 % vol. de alcohol.

Para acompañarla se recomienda el “chucrut” o “sauerkraut”, un plato típico de Alemania, Alsacia, Polonia y Rusia, elaborado con col fermentada en agua con sal.

3.- Cerveza Bischofshof Hefe-Weissbier

Es una Weissbier elaborada por la cervecera Bischofshof en Ratisbona (Baviera). Su nombre, escudo y etiqueta hacen referencia al obispo de la ciudad de Ratisbona y fue fundada en 1649 cerca del Palacio Episcopal. Es una cerveza anaranjada y turbia y muy cremosa al paladar; tiene un olor afrutado y un toque ácido. Contiene un 5,1% vol. de alcohol. Es aconsejable acompañarla con espárragos o menestra de verduras.

4.- Weihenstephaner Korbinian

Su origen se encuentra en el monasterio Weihensthephan, fundado por San Corvino en el año 725. Hoy en día y desde 1923 ésta cervecera se llama Bayerische Staatsbrauerei Weihenstephan y es la más antigua del mundo contando con 1.000 años de actividad ininterrumpida.

Se elabora con una levadura y mezcla de malta de trigo y de cebada; contiene una graduación alcohólica de 7,4% vol. A pesar de ello no toma demasiado peso en su sabor. Tiene un color tostado y en boca tiene notas a café. En la etiqueta de la botella aparece el santo fundador del monasterio que da nombre a la cerveza; San Corvino. El oso y el símbolo a cuadros azules y blancos son símbolos de Baviera.

5.- Cerveza Paulaner Dunkel Hefe

Paulaner proviene de Munich en 1634 cuando los frailes de la orden de los Mínimos, que fue fundada por Francisco de Paula, comenzaron a elaborar cerveza. Es una de las más grandes y famosas de su país. La cerveza alemana Paulaner Dunkel combina malta de cebada y malta de trigo tostada en mayor proporción. Contiene un 5,3% vol. de alcohol y en boca es dulce con notas a plátano y levadura.

Es recomendable acompañarla de comidas árabes o postres, en definitiva, comidas exóticas basadas en frutas o platos dulces. La etiqueta de la botella representa una escena costumbrista en los “biergarten” de Munich, mesas que se encuentran al aire libre donde se puede disfrutar de una buena cerveza.

Comments

comments

Compartir