ceremonia

La ceremonia del té (chanoyu), también conocida como el “camino del té”, es la preparación y el ofrecimiento que se basa en rituales del té verde en polvo en presencia de invitados. Este protocolo es uno de los más extensos y complejos que cualquiera pueda imaginarse.

Las tradiciones china y japonesa poseen una fuerte conexión tanto cultural como espiritual con esta ceremonia, que a pesar de la modernidad no se ha desvanecido en el tiempo. No sólo los países asiáticos hacen este ritual, en Rusia e Inglaterra también lo han adaptado pero de acuerdo con el contexto cultural de cada país.

En Asia esta ceremonia podría durar unas cuatro horas, esto se debe a la serie de pasos y gestos que se acompañan en ese momento. Al darle el inicio, el maestro de ceremonia debe poseer un amplio conocimiento en materia de té: su producción y tipos, además de otras artes japonesas como la caligrafía, el arreglo floral, el incienso, la cerámica.

La conversación en la habitación del té gira en torno a estos temas. Los invitados no charlarán de cosas sin importancia ni chismorrearán, sino que sus conversaciones tratarán del origen de los utensilios y alabarán la belleza de las manifestaciones naturales.

Pasos previos antes de la ceremonia

  • Antes de comenzar los invitados se reúnen primero en una sala de espera donde se les sirve una taza de agua caliente que será usada más adelante para hacer el té.
  • Luego pasan a una pérgola en el jardín y esperan a ser recibidos por el anfitrión. El recibimiento se hace en forma de reverencia en la puerta interior.
  • Como parte del último paso los invitados pasan luego a un lavabo de piedra con agua donde purifican sus manos y sus bocas y entran en la habitación.

Comienzo del ritual

Este ritual consta de siete pasos:

  • Primero se hace el servicio del té, segundo se sigue una línea de pureza, en el tercero la primera persona en entrar a la sala es el invitado de honor, este oficiará al resto de los invitados; en el cuarto se ofician palabras de afecto hacia el asistente especial; ya en el quinto el guardián ofrece algunos pasteles; en el sexto llegan los utensilios necesarios para la purificación; en el séptimo hace entrada el anfitrión con el agua y las hojas con la que se prepara el té; cuando se da el octavo paso el dueño de la casa coloca agua dentro de la tetera; durante el noveno primero se colocan las hojas dentro de la tetera y se dejan reposar; luego se sirve el té en las tazas; en el décimo segundo paso el ayudante reparte las tazas a los invitados con un previo  gesto de salutación.

El té que se toma es llamado usu-cha, ninguno de los presentes deberá distraerse en este proceso. Para cortar y comer los dulces no secos se emplea un palillo especial, pero los dulces secos pueden comerse con los dedos.

También te puede interesar: Té: 6 reglas de etiqueta al beberlo

Comments

comments

Compartir