Foto: 123rf

Bien lo saben los italianos: basta probar un queso mozzarella hecho con leche de búfala y contrastarlo con uno elaborado con leche de vaca para entender que, realmente, no hay comparación entre ambos. El primero es a todas luces más cremoso, más suave y su sabor es más profundo y sabroso. No en balde, la mozzarella de búfala es más apreciada entre paladares sibaritas.

En buena medida esos rasgos distintivos en cremosidad y suavidad son atribuibles al alto contenido de grasa de la leche de búfala (casi el doble que el de la leche de vaca), lo que resulta en un queso, por sus cualidades, ciertamente más gourmet. Asimismo, es más alta en contenido de proteínas y minerales que la bovina y es recomendada a personas intolerantes a la lactosa. Lógicamente, también es más calórica y se digiere con más lentitud.

Queso crema de Búfala Bufikrim
Foto: Cortesía Bufalinda

Por supuesto, ambas leches son altamente nutritivas, pero tales diferencias entre una y otra confieren peculiaridades a sus derivados, un asunto vital en términos de gastronomía. A ello se refería Philipe Laulhe, director de mercadeo de la marca Bufalinda, cuyos productos son elaborados con leche pura de búfala, durante la degustación del queso crema Bufikrim, primero de su tipo en Venezuela. Se ofrece en el mercado en cuatro presentaciones: natural, ciboulette y ajo, tomate seco y albahaca, y pimienta.

Bufalinda amplía así una cartera que ya contempla quesos diversos (mozzarella, bocconcini, guayanés, de mano, burrata, gouda, feta, ricotta), así como yogur griego (natural y con sabores a frutas), y sigue en constante crecimiento.

Gracias a las búfalas y al pasto de Monagas

Búfalas Bufalinda

“En el caso de la leche de búfala sus productos presentan un sabor mucho más marcado que los hechos con leche de vaca. Esto se destaca en particular en mozzarellas de alta humedad, quesos tradicionales frescos, yogures tipo griego y quesos crema untables”, explican los voceros de la firma que cría sus búfalas en el estado Monagas, donde, en 2017, inauguraron una nueva planta con tecnología de punta. La internacionalización, entonces, se hizo posible para estos empresarios venezolanos que, en 2018, arrancaron con su subsidiaria en Estados Unidos.

La finca, bautizada Los Pangolares, fue fundada en 1977 en Maturín por ganaderos argentinos. En 2004 crean Bufalinda y se transforman gradualmente en productores exclusivos de leche de búfala. Sus quesos son elaborados bajo procesos italianos.

Versatilidad en la cocina

Más allá de ser disfrutable como dip, el queso crema es bienvenido en la preparación de cheesecakes, tartaletas, roles japoneses y, cómo no, cualquier receta que sugiera la imaginación. La variedad de búfala aporta un toque diferente. He aquí una opción fácil para un aperitivo fresco, que también puede servirse como entrada.

Rolls de pepino con queso crema

Foto 123rf

Ingredientes

  • 2 pepinos grandes, lavados
  • 1 pimentón rojo
  • 200 gramos de queso crema
  • 6 cucharadas de aceitunas negras
  • Un puñado de perejil fresco
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  • Lo primero es conseguir las láminas que cubrirán el relleno; para ello, tomar un pelador de papas y hacer láminas con el pepino. No deben ser tan delgadas, aproximadamente de unos tres milímetros, y el corte debe ser de un extremo al otro del pepino.
  • Aparte, en un bowl, colocar el queso crema, las aceitunas, el pimentón y el perejil fresco bien picadito. Salpimentar y mezclar todo muy bien.
  • Para el armado de los rolls, extender las láminas y, con ayuda de una cuchara, poner un poco del relleno en uno de los extremos. Enrollar hasta formar un tubito. En caso de ser necesario, sujetar con un palillo de dientes o amarrar con una rama de perejil o cilantro.

Tip: Puede acompañarse con un poco de salsa tártara o con una vinagreta balsámica.

También puede interesarte: Tortellini con queso crema y pesto

Comments

comments