Proyecto Mayahuel, de los residuos del agave (tequila) a harina
El objetivo es transformar los desechos de agave en un alimento saludable. Foto vía: 123rf.com

Un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha anunciado un proyecto que busca convertir desechos de tequila en harina funcional.

Con el objetivo de aprovechar los residuos contaminantes de la industria tequilera mexicana, que rondan casi dos millones de toneladas (1.732.000), los investigadores plantean su uso con fines de alimentación. El equipo estudiantil expone que el producto sería viable para preparar recetas como tortillas, panes, frituras, pizzas y galletas.

Del agave a la harina

El proyecto fue titulado Mayahuel y es dirigido por los estudiantes de Biología, Dení Grisel Cruz García y Rusty Ramírez Cos. Estos, junto a un grupo especializado, buscarán dar un uso beneficioso a los retazos del agave, materia prima del tequila.

Según reportó el Excelsior, durante la producción del destilado las hojas de agave son retiradas para dejar el llamado corazón o piña. Este último es cortado en trozos y luego es horneado para convertir más tarde los almidones en alcohol y obtener la bebida. Luego de este proceso, los residuos, llamados bagazos, son ricos en azúcares y nutrientes. Sin embargo, el bagazo una vez descompuesto se caracteriza por su acidez y su desecho puede causar que los suelos no sean aptos para cultivo.

“Nosotros queremos utilizar este residuo que se llama bagazo de agave. Son fibras que quedan después del proceso de elaboración del tequila y el mezcal. Normalmente contienen muchos nutrientes y muchos jugos que trae la bebida antes de la fermentación. Es muy dulce y tiene un olor agradable” indica Dení Cruz, quien pertenece a la facultad de ciencias de la UNAM.

Un gran objetivo

Proyecto Mayahuel, de los residuos del agave (tequila) a harina
Cada año la industria del tequila y el mezcal genera cerca de dos millones de toneladas en desechos. Foto vía: 123rf.com

Por ende, la propuesta tiene la finalidad de transformarlo en harina que, en palabras de los encargados del proyecto, podría ser beneficiosa para la digestión. Además, esta no tendría gluten, por lo que sería adecuada para personas con diabetes y obesidad.

Explican que para esto deben tomar los desechos frescos (momento en que posee más nutrientes) de las casas tequileras y mezcaleras para posteriormente deshidratarlos y pulverizarlos.

Hasta ahora, el equipo de Mayahuel se encuentra buscando financiación para reunir el dinero correspondiente a la compra de maquinaria necesaria.

También le puede interesar: 2018 fue un año glorioso para el tequila

 

Comments

comments