Las redes sociales se han convertido en un portal para conocer las nuevas tendencias que giran alrededor del mundo y llevarlas al estrellato. El mundo gastronómico ha ganado un importante terreno y muchos seguidores, sobre todo, en la red social Instagram. Dentro de este fenómeno se incluye el caso de una pastelería japonesa que se convirtió en tendencia por sus esponjosos y atractivos pasteles de queso llamados Uncle Rikuro.

Uncle Rikuro

Lo que les hace tan llamativos es su aspecto que simula al de una gelatina. Este pastel ha causado tal furor en Osaka, que las personas hacen largas colas que le dan la vuelta a la manzana sólo por obtenerlo. Los compradores tienen la opción de llevárselo recién salido del horno o frío.

A muchos les intriga si posee alguna técnica o ingrediente especial para que tenga esa altura y esponjosidad, pero el dueño del local Rikuro’s asegura que no hay nada especial. Sólo se necesita leche, huevos, azúcar, mantequilla, crema de queso y zumo de limón.

Uncle Rikuro

Para los que deseen aventurarse a preparar esta torta, aquí está la receta.

Pastel de queso al estilo Uncle Rikuro

Ingredientes
  • 140 gramos de azúcar glass
  • 250 gramos de queso crema
  • 20 gramos de almidón de maíz (maicena)
  • 60 gramos de harina de trigo para repostería
  • 100 mililitros de leche completa
  • 60 gramos de mantequilla sin sal
  • 1 una cucharada de zumo de limón
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de ralladura de limón (opcional)
  • 6 huevos grandes
  • 1/4 cucharadita de cremor tártaro o polvo de hornear o 1 cucharadita de jugo de limón
  • Una pizca de sal
Preparación
  • Precalentar el horno a 200ºC (con calor tanto arriba como abajo sin uso del ventilador).
  • Engrasar con mantequilla y harina o con aceite en aerosol (non stick) el molde (preferiblemente, de 20 x 7,5 cm o 8in X 3in) donde se hará el pastel. Poner un redondel de papel encerado en el fondo del molde.
  • Calentar agua en una olla grande y llevar a punto de hervor. Apagar el fuego e introducir en ella el bol donde se hará la mezcla.
  • Llevar el queso crema al bol y batir hasta que quede suave.
  • Agregar las seis yemas de huevo y batir hasta que se unan. Añadir la mitad del azúcar (70 gramos) y batir.
  • Entibiar la leche con la mantequilla en el microondas. Revolver y sumar a la mezcla.
  • Añadirle una pizca de sal, el jugo y la ralladura de limón. Batir.
  • Sacar el bol de la olla con agua.
  • Tamizar la harina de trigo y la maizena en conjunto.
  • Batir las claras a baja velocidad hasta que esponjen. Añadir el cremor tártaro y subir a alta velocidad hasta que las burbujas sean muy pequeñas pero aún visibles. Empezar a montar añadiendo el resto del azúcar (70 gramos) poco a poco hasta que forme picos suaves.
  • Agregar a la mezcla de queso crema la harina y la maizena tamizadas. Unir.
  • Añadir las claras montadas con una espátula, un tercio a la vez, haciendo movimientos envolventes.
  • Llevar la mezcla al molde preparado y darle unos pequeños golpes contra una superficie dura para que salgan las burbujas de aire.
  • Colocar un trapo en el fondo de una fuente suficientemente profunda como para que entre el molde donde hornearemos el pastel. Ubicar encima el molde y verter en la fuente agua caliente hasta que alcance un tercio de la altura del molde.
  • Llevar la fuente al horno precalentado a 200ºC y hornear en baño de maría por 18 minutos en la parrilla más baja. Pasado este tiempo bajar la temperatura a 160ºC y hornear por 12 minutos más. Después apagar el horno y dejar el pastel adentro por media hora más. Luego abrir la puerta y dejar el pastel adentro por 10 minutos para que enfríe lentamente.
  • Desmoldar cuidadosamente, dándole la vuelta sobre un plato con papel encerado.
  • Servir con mermelada de fresa, coulis de frutos rojos o azúcar glass.

En el tutorial de ieatishootipost.sg que viene a continuación pueden observar este paso a paso.

También te puede interesar: Cheesecake: un postre con mucha versatilidad

Comments

comments