Neil Giraldo saca su propio whisky

Una vez más queda demostrado que el mundo del alcohol encuentra grandes aliados en los famosos. No solo por ser consumidores, sino porque ven en ese reglón una oportunidad de negocio, para invertir el dinero obtenido a lo largo de su trayectoria. En esta ocasión, el guitarrista y compositor Neil Giraldo, quien trabajó junto a Pat Benatar y produjo el primer álbum de John Waite, se adentra en el medio de las bebidas espirituosas. El norteamericano se asoció con Steel Bending Spirits Inc., compañía con sede en Ann Arbor, Michigan, para crear su whisky, Three Chord Blended Bourbon.

El músico ostenta un gran repertorio de composiciones y colaboraciones con otros artistas. Las canciones que ha escrito supera el centenar y tiene más de 45 millones de discos vendidos. Su crecimiento profesional no para, adelanta varios proyectos entre los que se incluye la publicación de dos libros y, como se mencionó anteriormente, el lanzamiento de su bourbon.

Proceso de fabricación del whisky

Neil Giraldo saca su propio whiskey

En la elaboración de la bebida utilizan un proceso particular, inspirado en la música. Todo comienza con la escogencia de los barriles. Al ser llenados con el líquido, son expuestos a vibraciones tonales, lo que permite un desarrollo exclusivo en el aroma y el sabor. Esa técnica la llaman Perfectly Tuned Taste.

El productor musical explicó que la idea de crear una nueva manera de envejecimiento surgió mientras se encontraba con amigos, tocando y bebiendo. Afirma que, cuando empezó a tocar, llegó a entender la importancia que pueden tener tres acordes, por su melodía, o las vibraciones de los tonos en el estado de ánimo “provocando emociones poderosas”.

Es importante destacar que el bourbon proviene de destilerías de Kentucky y Tennessee y que es mezclado, posteriormente, por el maestro destilador Ari Sussman. La bebida estará disponible en algunos lugares de Michigan, Nueva York, Nueva Jersey y California, con un valor de 40 dólares.

Recuerde la frase del escritor Mark Twain: “Demasiado de algo es malo, pero demasiado de un buen whisky es apenas suficiente”. No dude en comprarlo y comprobar si tiene la misma calidad que Giraldo en la guitarra.

También le puede interesar: Viajar y beber: las imperdibles ferias del vino

Comments

comments