En las alturas de Galipán, el amor no solo está en el aire; también en los fogones que, a casi dos mil metros de altura, se preparan para celebrar el día del amor y la amistad. Para el martes 14 de febrero, Granja Natalia reinventa el dicho con un exquisito menú con frutos del mar y delicias del cielo de la gastronomía fusión, al que llaman Menú de Mar y Cielo. Esta iniciativa forma parte de su oferta de propuestas gastronómicas de altura en Galipán, poblado enclavado en al certiente norte del Ávila

“Los frutos del mar figurarán como protagonistas de la primera degustación de platos que ofrecemos para el Día de los Enamorados, tanto en el almuerzo como en la cena. Un mojito espumante servirá de aperitivo para afinar el paladar para el menú de Cielo, que tendrá como plato fuerte un Satay de pavo en salsa de maní y leche de coco”, comentó el chef de la casa, Ángel Sánchez.

La degustación de Mar y Cielo

A tono con la espectacular vista al Mar Caribe, iniciará con un tartar de atún con emulsión de parchita y un delicioso ceviche en coco con crocante de plátano verde; luego, se servirá un pequeño risotto de camacutos con su langostino al ron y eneldo y un filet de pescado preparado à la meunière criolla. Y de postre, frutas tropicales grilladas con granita de fresas cocuy y menta.

El Menú de Cielo conserva el toque campestre de Granja Natalia y lo fusiona con tendencias gastronómicas de vanguardia para ofrecer de entrada una ensaladilla tibia de gallina. Los siguientes platos, de influencia francesa, serán unas crêpes de pato asado en “tambor chino” (selección de Alimentos Portonovo) con cebollín y salsa de durazno y un enrollado de pollo relleno de setas y champiñones con esparrago à la béarnaise. Luego se servirá el ya mencionado satay de pavo con crocante de batatas. El postre con sabor a cielo será una Rey de chocolate à la mode.

Y para cerrar la degustación, un café especial preparado por la barista de Granja Natalia con frutas confitadas y crema inglesa o un carajillo de Ron de Venezuela D.O. El ambiente romántico lo pondrá el Taller musical Caracas Carioca con su romántico repertorio de boleros y bossa nova para enamorar a los comensales durante la velada.

Comments

comments