Foodtrucks tendencia millennials

Es sabido: con el pasar de los años cambian las tendencias y evolucionan las formas de ver la gastronomía. No solo esto. Con el paso de una generación a otra también llegan nuevas maneras de asimilar los alimentos, de comer y se recurre al mundo culinario con miradas diferentes. Es así. Los llamados millennials, pues, hoy van revelando sus preferencias en los hábitos alimentarios, lo que recae directamente en la oferta y demanda en áreas de la restauración.

Esta, también conocida como Generación del Milenio o Generación Y, está integrada principalmente por jóvenes que han nacido entre 1981 y 1995, y hoy en día tienen entre 20 y 35 años. Este grupo, denominado así por los autores William Strauss y Neil Howe en 1987, son la futura generación de consumidores y usuarios de un mercado sustancial, con determinadas características, necesidades y demandas.

No en vano, las propuestas en el mercado gastronómico incluyen restaurantes que ofrecen únicamente cereales y comida elaborada con técnicas que son amigables con el medio ambiente.

Las transformaciones van más allá de los productos, mucho más cuidados, e incluso abarcan las formas de comer. Ya las mesas elaboradas, la búsqueda de lo tradicional o la sobremesa no son requisitos imprescindibles para ellos. A los millennials, asimismo, no les importa hacer colas, si aquello que se van a comer está bueno, como tampoco comer de pie en la calle.

Experiencia del consumidor

Experiencia en la cocina del chef Quique Dacosta. / Foto: Oficina de Comunicación de Quique Dacosta.

Las revistas Bon Appetite y Forbes señalan, en sendos estudios, que los millennials son mucho más exigentes, críticos y volátiles a la hora de pedir su comida. El 86% de los consumidores jóvenes declaró que dejaría de comprar en un negocio debido a una mala vivencia o una mala atención. Por lo que la experiencia del consumidor se convierte en un estilo para los restaurantes, pero también en una gran necesidad.

Grandes chefs españoles, como Quique Dacosta o Diego Guerrero, entre otros de renombre, elaboran sus platos a partir de toda una experiencia que trasciende el sabor y se sumerge en una atmósfera que es agradable y única para los nuevos públicos.

En este sentido, también combinan técnicas asiáticas y occidentales, que modifican la comida para obtener una perspectiva diferente del alimento y de aquello que se consume.

Por otra parte, la investigación reveló que estos clientes no son fieles. Se inclinan hacia las nuevas búsquedas, a reinventarse y puede que no repitan con frecuencia un restaurante. Así, exigen personalización y selectividad.

Foodies y lo que marca la pauta

Organic Market & Food en Madrid.

En una visita rápida a cualquiera de las grandes calles gastronómicas del mundo, Gran Vía en Madrid, Broadway en Nueva York, el Passeig de Gracia en Barcelona o la Avenida Paulista en Sao Paulo, es fácil revelar cuáles son las costumbres alimentarias de los millennials que están marcando la pauta. Comida vegana o vegetariana, zonas libres de gluten o locales de cereales.

Todos estos servicios tienen que ver con la empatía hacia la ecología y la preocupación por el impacto medioambiental. De acuerdo con datos del Center for Culinary Developmental, 70% de estos jóvenes declara, por ejemplo, no comprar agua envasada por su alto impacto en el entorno. Les preocupa por qué comen y, sobre todo, por cómo lo hacen.

The Washington Post revelaba recientemente que la razón es que los millennials quieren la verdad sobre los fabricantes de alimentos y de los productores, que deben empezar a escuchar estas demandas. Se cuidan más y buscan alcanzar una imagen sana, en cuerpo y mente.

Así, se observan cada vez más establecimientos que explican el origen de su producto y capturan al consumidor contándole la historia detrás del plato.

Rapidez y facilidad

Delivery tendencia de los millennials

De acuerdo con una encuesta del Consejo Internacional de Información sobre Alimentos, 55% de esta generación considera que la conveniencia es uno de los principales impulsores de la compra.

Así como pueden adquirir comida en foodtrucks y carritos, por su rapidez e instantaneidad, son los grandes clientes del delivery, los pedidos en línea y las opciones en el supermercado de comidas listas para calentar y comer.

Esto también ha innovado la idea del compartir. Hoy en día se observan muchos más locales con salones de comedor con mesas conjuntas, en las que los consumidores se pueden sentar con desconocidos a conversar y compartir intereses.

Mesas compartidas tendencia de millennials
Restaurante Runaways en Lavapiés, Madrid, con mesas compartidas.

Si se tuvieran que enumerar los hábitos que están cambiando la nueva forma de comprar y vender comida, a partir de los deseos y búsquedas de los millennials, estos serían algunos:

  1. Propensión a comer sano y con productos biosaludables.
  2. Interés en la preservación del ambiente.
  3. Se cuidan y desean proyectar una buena imagen de sí mismos.
  4. Búsqueda de cosas nuevas y hacia la no fidelización.
  5. Preferencia por una buena atención y una gran experiencia.
  6. Personalización y originalidad en el servicio.
  7. Comida rápida y fácil de conseguir.
  8. Reyes del delivery y los foodtrucks.
  9. Sentimiento de tribu y aceptación de comidas grupales.
  10. Tendencia a ser críticos y exigentes con la comida.

@Patifini

También le puede interesar: Según estudio, se bebe más alcohol en climas fríos

Comments

comments