choripán

El origen del choripán se remonta a mediados del siglo XIX en Argentina. En ese entonces, cuando en las zonas rurales los gauchos realizaban asados con motivo de alguna celebración, se comenzó con el hábito de comer chorizo dentro de un pan. Esta práctica con el tiempo llegó a las ciudades y se popularizó en el entorno urbano.

Gracias a su versatilidad y su exquisito sabor, pronto se convirtió en el plato tradicional durante los partidos de fútbol y de los asados familiares, así como en un invitado permanente en el menú de los restaurantes y bares, además de ser especialmente popular en ventas ambulantes de comida.

El verdadero sabor argentino

Este sándwich posee tres características de la comida informal: es fácil de hacer, rápido para comer y es relativamente barato. Sus dos ingredientes básicos son el pan y el chorizo. Es una pieza clave en los asados argentinos y suele ser lo que primero se sirve del asado.

Se prepara poniendo el embutido en el horno o parrilla hasta que tome el típico color rojo oscuro del chorizo asado. Una vez que el chorizo toma dicho color, se toma el pan, se abre y se pone el chorizo entre las dos capas que quedan conformadas. Es, por tanto, un sencillo sándwich que se encuentra habitualmente en las calles (puestos de venta callejeros), así como en ciertos establecimientos públicos de alimentación.

Claves para preparar un autentico choripán

  • El pan siempre debe ser del mismo día que salió del horno. Entre las variedades que existen el más recomendado es tipo baguette.
  • Se puede cocinar en cualquier fuente de calor: a la parrilla, al horno, en una sartén o en el microondas. El tiempo de cocción depende del tipo de alimento que se use.
También te puede interesar: El rambután, la exótica fruta erizo

Comments

comments