Oliang, fría tradición cafetera tailandesa
Vía: 123rf.com

Para nadie es un secreto el exotismo de la gastronomía de Tailandia, llena de especias y sabores fuertes. Esta identidad culinaria aplica también para una de las bebidas más apreciadas en todo el mundo, el café. Desde la incursión de este elemento en la nación asiática, se ha convertido en algo infaltable para su sociedad. El oliang es la popular y fría forma de prepararlo que tanto disfrutan los tailandeses.

Esta infusión se caracteriza por una peculiar mezcla de ingredientes en la que predomina el café, que representa 50% de la bebida. Esta también contiene, normalmente molidos, maíz, granos de soya y semillas de sésamo o cardamomo, además de azúcar. La proporción de estos variará según las preferencias del consumidor. También pueden agregarse otras especias para versionarlo de distintas maneras.

Oliang, fría tradición cafetera tailandesa
Vía: @grabyourfork

Una de sus particularidades es su marcado sabor dulce y por servirse con cubos de hielo y acompañado con leche condensada. Se prepara de forma tradicional utilizando un tung tom kah fe, el cual es un saco alargado amarrado a un anillo metálico usado para colar el café.

El oliang es una de las opciones más comunes en Tailandia, pues se puede conseguir en locales e, incluso, en vendedores callejeros. Tan grande es la afición por él, que existen mezclas prefabricadas para prepararlo rápidamente.

A refrescarse con un vaso de oliang

Oliang, fría tradición cafetera tailandesa
Vía: 123rf.com

Ingredientes

  • Café (50%), maíz (20%), granos soya (20%) y semillas de sésamo (5%) molidos. Las cantidades variarán según cuánto brebaje se quiera preparar.
  • Agua hirviendo
  • Leche condensada
  • Azúcar moreno al gusto
  • Hielo triturado
  • Un vaso alto
  • Un filtro tailandés u otro similar en su defecto.

Preparación

  • Poner el filtro tailandés en un recipiente, de manera que el aro se sujete en el borde.
  • Añadir dos cucharadas de la mezcla de café del filtro y verter agua hirviendo sobre ella (aproximadamente 300 mililitros).
  • Dejar reposar la mezcla durante 10 minutos y después retirar el filtro. Añadir azúcar moreno, remover hasta que se disuelva bien y después dejar enfriar el café.
  • Poner hielo triturado en un vaso alto, echar el café y añadir leche condensada al gusto. El resultado será un café muy dulce, cremoso y refrescante.

También le puede interesar: Coctel de ron caliente con mantequilla

 

Comments

comments