Anthony Bourdain

Su fama es innegable y su palabra es ley. El chef Anthony Bourdain es una de las figuras más respetadas de la gastronomía mundial. Se caracteriza por sus opiniones directas y controversiales. Al cocinero y presentador de televisión no se le quiebra la voz para emitir sus pensamientos.

Por lo que se infiere de sus palabras, no le da mucha importancia a la cultura común de los restaurantes. “La comida en la calle y la comida tradicional, descubrir eso es emocionante para mí”, comenta Bourdain. Por otro lado, asegura: “Me gusta ir a lugares donde nadie me molesta o me dan tratos adicionales”.

El chef contó al portal FoodAndWine cuáles son sus regiones favoritas para comer en Estados Unidos, y que cataloga como los lugares más interesantes para acudir cuando no está de viaje por el mundo. Sitios quizás un poco alejados de lo más tendencioso, pero con el visto bueno de un experto.

Si lo dice Bourdain…

Bourdain

El sur

“Creo que el sur en este momento es realmente interesante”, dice. “Tony” alaba el trabajo de chefs como Sean Brock, del restaurante Husk: “Considero que están haciendo un trabajo vanguardista. Algo que mucha gente está siguiendo. Redescubriendo ingredientes tradicionales, especias y recetas”.

Ciudades medianas

Bourdain prefiere probar nuevos sabores muy lejos de las grandes metrópolis. Zonas más recónditas donde también se hace un buen trabajo que a veces pasa desapercibido: “Lo que encuentro en mis viajes es que en las comunidades pequeñas siempre hay un chef inconformista, con muchos tatuajes. Alguien que está trabajando bien la comida y quiere enaltecer su bandera”. Entre sus localidades favoritas están Asheville, Madison y Pittsburgh.

La BBQ coreana y el yakitori de Nueva York

Dice que le encanta de gran manera estas preparaciones: “Puedes comer los platos prácticamente con las manos. Lo único que me disgusta de esto son los tratos preferenciales”.

En cuanto a lo internacional

Una de las principales peculiaridades de su personalidad es su interés por aprender. Los mejores destinos son los que le dejan algún conocimiento.

“China es infinitamente emocionante para mí”, dice. “Malasia y Singapur, por supuesto, siempre lo son porque nunca lo sabré todo. Es tan antiguo y profundo. Senegal, Omán, Líbano, Irán: para mí son cocinas relativamente nuevas, pero también muy antiguas”, culmina.

También le puede interesar:  Suiza prohíbe hervir langostas sin aturdirlas primero

 

Comments

comments