Dieta de insectos

Lo que para muchos significaría un acto repulsivo, para otros es completamente normal. Comer insectos es una práctica muy arraigada en algunos países asiáticos y africanos. Sin embargo, más allá del tabú que esto pueda generar, no está permitido en todas las fronteras. Recientemente, la Unión Europea legalizó el comercio y consumo de varios insumos, entre ellos, los insectos.

Cambios alimenticios

Dieta de insectos

Así es, la comunidad europea de naciones informó sobre la entrada en vigencia de una nueva legislación alimentaria. Se trata de la Novel Food, que autoriza alimentos como insectos, hongos y otros, elaborados con originales técnicas. Esto representa un avance hacia lo que se espera sea una alimentación sustentable en el futuro.

No significa que esos productos puedan ser vendidos libremente. Los empresarios que deseen comercializarlos en sus respectivos países deberán solicitar el permiso correspondiente a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Asimismo, tendrán que cumplir rigurosas normas de etiquetado que garanticen confianza al consumidor.

El encargado del departamento de Salud y Seguridad alimentaria de la EFSA, Vytenis Andriukaitis, comentó sobre los cambios: “Se espera que los procesos sean rápidos para el ingreso de los alimentos. Esto añadirá a la variedad ya presente en el mercado de la UE alimentos saludables, nutritivos, tradicionales e innovadores”.

¿Es bueno comer insectos?

Dieta de insectos

Se ha comprobado desde hace mucho tiempo que el contenido en proteínas de algunas especies es sumamente alto, casi igual o superior al de la carne. Ejemplo de esto son los saltamontes, que poseen 20% de proteínas, mientras que un filete de ternera posee 27%. Algunos pueden llegar hasta 60% de contenido proteico.

Los insectos pueden aportar vitaminas, minerales y grasas a la dieta. Los nutrientes dependen de la especie y de la preparación de los mismos. Además, dentro de una misma especie obedece en gran medida al hábitat.

Los expertos y organizaciones internacionales de alimentación aseguran que incluir estas criaturas será una solución. Alegan que ofrecen importantes bondades sin requerir grandes costos para su crianza.

Ahora el ciudadano europeo comenzará a familiarizarse con esta tendencia que poco a poco pica y se extiende.

También le puede interesar:  Un caliente y crujiente pan hecho de… ¿grillos?

Comments

comments