El artista australiano Guido Van Helten convirtió la bodega Solar de Samaniego de Laguardia en un gran lienzo con una intervención artística que mezcla la cultura del vino y la literatura.

Guido Van Helten mezcla arte y vino con gran naturalidad. Así lo demuestra interpretando el proyecto Beber entre líneasque fusiona las culturas del vino y la literatura y recupera para el patrimonio vinícola los antiguos depósitos del Espacio Medio Millón.  

Guido Van Helten

Los siete murales, de más de 10 metros de altura, son el primer trabajo que el artista realiza en España y retrata a habitantes de la zona seleccionados por él mismo y relacionados con el vino.

Guido Van HeltenVan Helten expresó que desde hace años se dedica a “capturar a la gente mediante el retrato y los elementos humanos, y combinarlos con elementos industriales”. Por ello, al llegar a la Bodega Solar de Samaniego estudió a fondo el escenario donde realizaría su intervención, recorrió la región y encontrando a sus protagonistas.

En el caso del espacio elegido, el objetivo según Van Helten era “traer un poco de vida a un lugar que no había utilizado durante años y convertirlo en algo bello donde adentrarse y observar”. 

El artista aprovecha las texturas y marcas de hormigón, que se mezclan con el retrato para que no sea algo fijado sobre el depósito, sino que parece encontrarse en el interior. 

En el vídeo inédito que ahora se lanza permite contemplar el proceso creativo y conocer mejor el trabajo de Van Helten

Así como su visión artística, los pasos que sigue para realizar sus obras y las sensaciones que ha querido transmitir con su intervención.

Comments

comments