Toscana y su mundo de galletas con dulces historias
Foto 123rf.com

Son muchos los atributos que la ubican entre los lugares del mundo que se deben visitar, pero siempre se puede sumar uno. Se trata de algo que es tradición, los biscotti o galletas de Toscana. Aunque lo ideal sería degustarlas en algún café cerca de Ponte Vecchio, mientras se disfruta de la vista, también se pueden preparar en casa.

Biscotti di Panicaglia

Biscotti di Panicaglia
Foto 123rf.com

Una dulzura que parece inventada para veganos, ya que no contiene grasa animal. Son Originarias de Panicaglia, Borgo San Lorenzo en Florencia y se consumen todo el año. Esta es una antigua receta originaria de la región.

Ingredientes

  • 250 gramos de almidón
  • 250 gramos de harina
  • 500 gramos de azúcar
  • Ralladura de la cáscara de limón
  • 2 vasos de agua o 12 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/4 de cucharadita de polvo de hornear

Preparación

  • En un bol, mezclar el almidón, la harina, el polvo de hornear, el azúcar y la ralladura de la cáscara de limón. Vaciar sobre una mesa y hacer una especie de volcán. En el centro, verter el agua o aceite y amasar bien.
  • Encender el horno a 180 ºC.
  • Hacer dos cilindros e ir cortando las galletas.
  • Colocarlas sobre una bandeja previamente engrasada y enharinada, dejando algo de separación entre cada una y hornear por aproximadamente 15 minutos.

Brigidini di Lamporecchio

Brigidini di Lamporecchio
Foto 123rf.com

Es difícil acudir a alguna feria de comida donde no estén presentes. Según la leyenda, algunas monjas seguidoras de Santa Brígida (de ahí su nombre), encargadas de preparar las ostias de la comunión, quisieron darse un gusto y agregaron a la receta original azúcar, huevos y anís.

Ingredientes

  • 300 gramos de harina
  • 4 huevos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 150 gramos de azúcar
  • 1 cucharada de anís
  • Sal

Preparación

  • Echar los huevos en un bol y procesarlos con un batidor eléctrico hasta que estén espumosos. Añadir la sal, el azúcar, el anís y el aceite, sin dejar de batir.
  • Bajar la velocidad y agregar poco a poco la harina tamizada. Cuando tenga consistencia firme y suave, sacar del bol e incorporar el resto de la harina y amasar con las manos.
  • Dejar reposar la masa en un lugar seco por 30 minutos.
  • Precalentar el horno a 170 ºC.
  • Hacer bolitas y aplastarlas bien con las manos, hasta formar pequeños discos delgados.
  • Forrar una bandeja para hornear con papel encerado y colocar los discos. Hornear durante 15 minutos o hasta que se empiecen a dorar.

Brutti ma buoni

Brutti ma buoni
Foto 123rf.com

Nada dice su aspecto en relación a su sabor. Se dice que estas galletas vieron luz por primera vez en Piamonte, a manos de los confiteros de Saboya. Al trasladarse la capital del Reino de Italia de Turín a Florencia, los pasteleros de la corte difundieron la receta. En cada región fue adoptada, aunque con pequeñas variantes. Se consumen todo el año, pero particularmente en Navidad.

Ingredientes

  • 100 gramos de avellanas
  • 80 gramos azúcar
  • 1 clara de huevo
  • 20 gramos de azúcar glas
  • Una pizca de sal

Preparación

  • Picar las avellanas en trozos grandes, añadir el azúcar glas y remover.
  • Batir la clara de huevo con una pizca de sal, agregar el azúcar granulada y la mezcla de almendras.
  • Precalentar el horno a 120 ºC.
  • Forrar una bandeja con papel encerado. Con dos cucharillas, ir formando las ta, ir la ayuda de una e ir colocando las bolitas y colocarlas en la bandeja.
  • Hornear durante aproximadamente 20 minutos, hasta que se noten secas y crujientes.

Cantucci y biscotti di Prato

Cantucci
Foto 123rf.com

Los clásicos y conocidos cantucci a veces se confunden con los biscotti di Prato. Aunque se parecen, no son lo mismo. Ambos son muy populares en Toscana y se trata de bizcochitos duros elaborados con almendras. Sin embargo, los cantucci llevan más ingredientes, como polvo de hornear, ralladura de limón vino. Por su parte, los biscotti di Prato se preparan solo con harina, azúcar, huevos, almendras y piñones. Ambos suelen servirse acompañados con Vin Santo, un vino típico de Toscana, para mojarlos en este.

Cantucci

Ingredientes

  • 250 gramos de harina
  • 250 de almendras fileteadas tostadas
  • 150 de azúcar glas
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 huevos
  • Ralladura de un limón
  • 2 cucharadas de vino dulce

Preparación

  • Precalentar el horno a 170 ºC.
  • En un bol, batir bien los huevos.
  • Tamizar la harina e incorporar el azúcar glas, la sal y el polvo de hornear. Agregar la ralladura de limón y combinar.
  • Echar los huevos a la mezcla de harina, las almendras y el vino dulce. Con la batidora a baja velocidad, procesar durante un minuto.
  • Cuando tenga consistencia, pasar la masa a una mesa con algo de harina y hacer un cilindro. Dividirlo en dos.
  • Forrar una bandeja con papel encerado y colocar los cilindros sobre este, aplastándolos un poco, de manera que queden con forma rectangular. Se debe dejar espacio suficiente entre estos, ya que crecen con el horneado.
  • Llevar al horno por 15 minutos, retirarlos y cortar rebanadas de 1,5 centímetros.
  • Colocar los biscotti acostados en la bandeja y hornear por 10 minutos. Retirarlos, voltearlos y volverlos a hornear por otros 10 minutos.

Cavallucci di Siena y berriquocoli

Cavallucci di Siena
Foto 123rf.com

Otras galletas de larga data, con recetas similares. Según la historia, los berriquocoli se ofrecían en ocasión del  festival del Consistorio de Siena.

Los cavallucci fueron denominados de esa forma porque estaban a disposición de mensajeros y trabajadores encargados de cambiar los caballos (cavallucci, en italiano), en las estaciones de correo.

Se acostumbra empaparlos en Vin Santo, Passito di Pantelleria, Marsala o Moscato.

La receta de los cavallucci es más sencilla que la de los berriquocoli. Los primeros solo llevan harina, azúcar, miel, cáscara de naranja confitada, anís o semillas de cilantro en polvo y una pizca de carbonato de amonio. Los segundos son una variante de los caballitos a los que se añaden cítricos confitados y nueces picadas.

Cavallucci

Ingredientes

  • 300 gramos de harina
  • 250 gramos de azúcar
  • 100 gramos de nueces picadas
  • 70 gramos de naranja confitada
  • 50 mililitros de miel
  • 8 semillas de anís trituradas
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 50 mililitros de agua

Preparación

  • En un bol, mezclar la harina con las semillas de anís, las nueces, la naranja confitada cortada en cubitos, la canela y el bicarbonato.
  • Aparte, disolver el azúcar, con la miel y el agua.
  • Verter los líquidos en el bol con la harina y combinar los ingredientes.
  • Precalentar el horno a 150 ºC.
  • Formar bolitas aplastadas, trabajando con las manos enharinadas.
  • Colocarlas en una bandeja cubierta con papel de hornear y llevar al horno por unos 20 minutos.

También le puede interesar: Los vinos dulces y fortificados más famosos de Italia

Comments

comments