Marilyn Monroe

La rubia más famosa de Estados Unidos, Marilyn Monroe, quien cantaba Happy Birthday como ninguna, disfrutaba al máximo los placeres de Hollywood. Joyas, vestuario de lujo, hombres con poder y, principalmente, la oportunidad de estar en contacto con las grandes personalidades tanto de la política como del cine.

La sex symbol de los años 50 sabía cómo gozar la vida, que para ella fue corta pero intensa. Así las cosas, uno de los lugares que frecuentaba en su época era el restaurante Romanoff’s, situado en Beverly Hills. Entre otros platillos, la actriz deliraba por el soufflé de chocolate, un clásico del sitio.

Para entonces, el Romanoff’s se caracterizaba por reunir a la “crème de la crème” tanto del cine como de la televisión. Llegó a volverse tan popular que hubo un momento en que su único problema consistía en el modo en que ubicarían a las celebridades, pues todas se sentían merecedoras de una de las cabinas “A” en el lado opuesto de la barra.

Su dueño era el actor Michael Romanoff, quien al principio de su carrera vivía con lujos a costilla de sus amigos millonarios. Luego de ser deportado a Rusia al no estar legalmente en Estados Unidos, volvió en 1941 con la apertura del afamado restaurante.

Para aquellos que deseen disfrutar de este delicioso postre hoy se ofrece la receta. Sin duda, será más placentero con el sonido de la Monroe al fondo, interpretando el cumpleaños feliz.

Soufflé de chocolate a la Romanoff’s

marilyn

Ingredientes

  • 6 yemas de huevo
  • 2/3 taza de azúcar
  • Un toque de extracto de vainilla
  • 2/3 taza de harina todo uso
  • 2 tazas de leche
  • 60 gramos de chocolate amargo
  • 12 claras de huevo
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/4 taza de azúcar pulverizada
  • 1/2 taza de azúcar para los huevos

Preparación

  • Precalentar el horno a 190 ºC. Mezclar las yemas de huevo con los 2/3 de taza de azúcar y un toque de extracto de vainilla. Añadir la harina y unir hasta formar una pasta suave. Llevar la leche a un hervor en una olla gruesa y agregar la mezcla. Dejar cocinar por unos 2-3 minutos y revolver con un batidor de alambre. Luego, usar una espátula hasta que la preparación no se pegue a los lados de la olla.
  • En un recipiente aparte, poner a derretir el chocolate. Mientras, llevar la pasta a una batidora para tortas por unos 10-15 minutos. Agregar el chocolate derretido y mezclar bien. Poner en un bol y dejar enfriar.
  • Llevar las claras de huevo a otro bol con un toque de sal. Mezclar hasta formar picos de merengue. Luego, sumar gradualmente la media taza de azúcar y continuar mezclando hasta que endurezca. Las claras no deberían caer si se voltea el recipiente.
  • Agregar un cuarto del merengue a la pasta y remover de manera envolvente con una espátula de goma hasta que todo se integre bien. Continuar agregando el resto del merengue, por cuartos, hasta unificar la mezcla.
  • Llevar a moldes engrasados con mantequilla y cocinar por 15 minutos en el horno. Cuando estén listos, bañar con azúcar pulverizada y servir con crema batida.
También te puede interesar: 4 presidentes norteamericanos y sus cocteles

Comments

comments