Los sabores del otoño llegan con fuerza

En cada estación del año determinadas frutas y verduras inundan los mercados. Ya comienzan a verse las que corresponden al otoño, con sus colores y sabores, listas para confeccionar los más variados platos. Alimentarse según la temporada trae beneficios para la salud, ya que se adquieren los nutrientes necesarios para hacerle frente al clima, aparte de que resulta más económico.

El otoño se sirve en la mesa

Manzana

Pie de manzanas

Además de su gran carga de antioxidantes, muy apropiados en momentos en los cuales el frío arrecia, la fibra que posee contribuye a disminuir los niveles de colesterol. Tanto cruda como cocida se puede agregar a ensaladas, guisos, carnes y postres. Hasta una simple manzana cocida con agua, azúcar y canela es un postre para cerrar un almuerzo o una cena. Algo más elaborado, pero no más difícil es un pie elaborado en el microondas.

Remolacha

Risotto con remolacha

Este es el clima preferido de la dulce hortaliza que aporta beneficios para la salud como prevenir enfermedades hepáticas, controlar la tensión y proteger el corazón. Al comprarla debe estar firme y suave. Se puede comer cruda, en ensaladas o cocida, en crema, arroz y otras preparaciones.

Arándano

Panqué arándanos

Una fruta baja en calorías y rica en antioxidantes y antocianinas. Su consumo previene el cáncer, enfermedades del corazón e infecciones del tracto urinario. De septiembre a diciembre es temporada y pueden adquirirse frescos. El resto del año solo pueden adquirirse secos, en jugos o mermeladas. Suelen estar presente en las mesas navideñas en cualquiera de sus presentaciones, pero, mientras tanto, un panqué para el desayuno o la merienda siempre será bienvenido.

Calabaza o auyama

Croquetas de auyama o calabaza

Con su alto contenido de betacarotenos que promueven una buena visión y el crecimiento celular, esta fruta está en el tapete y no solo para Halloween. Además, sus semillas son fuente de omega-3, recomendadas para excelentes para controlar la tensión arterial y prevenir enfermedades cardíacas. Es común ver cremas, pastas, pasteles y hasta croquetas hechos con auyama durante estos meses, ya que se consiguen fácilmente en los supermercados.

Col de Bruselas

Coles de Bruselas con tocineta

Perfecta aliada en la lucha contra el cáncer, ya que inhibe el crecimiento de las hormonas que promueven los tumores. El clima frío y fresco la favorece y por eso abunda en las neveras. Con ella combina perfectamente la tocineta.

Pera

Chutney de peras

En sus distintas variedades, crecen durante el otoño, aportando fibras, vitaminas y potasio. Indicadas para comenzar el día lleno de energía, en jugos, jaleas y mermeladas. Dentro de este lote, un delicioso chutney de peras alegrará la jornada.

Batata

Pancitos de batatas hechos en casa

Se deben escoger las firmes, de piel suave y sin hundidos. Contienen betacaroteno, vitamina A y C, y potasio. Son ideales para hornear, asar o cocinar al vapor. Tienen mejor sabor en estos meses y ofrecen múltiples y creativas opciones. Los pancitos de batata son buen ejemplo de ello.

Champiñones

Fettuccine con crema de hongos

Si bien existen muchas variedades, algunas tienen su mejor esplendor en otoño. Muy nutritivas, llenas de vitaminas, minerales y fibra. Fritas con tan solo ajo y mantequilla, así como siendo parte de un buen risotto o pasta son deliciosas y sacan de apuros.

Higo

Ensalada de higos con jamón serrano

Buena fuente de calcio, aporta la misma cantidad que la leche, además de otros minerales y vitaminas. Puede adquirirse seco el resto del año, pero qué mejor que disfrutarlo fresco y lleno de atributos, como en una ensalada.

Nabo

Puré de zanahorias y nabos

Esta verdura posse un alto contenido de vitamina C y fibra dietética. Protege contra el cáncer de mama, próstata y pulmón. En las comidas puede añadirse cocido, triturado o asado. En puré resulta muy buen acompañante para las carnes.

También le puede interesar: Buenas comidas de los países más felices del mundo

Comments

comments