Limantour
El bar tiene dos sedes en Ciudad de México, en Polanco y Roma / Foto vía: Licorería Limantour

Desde que en 2011 Licorería Limantour abrió sus puertas en Ciudad de México, ha dado bastante que hablar. El bar, con dos sedes (Polanco y Roma), llevó la coctelería de autor a otro nivel.

¿Pero qué tiene este establecimiento que durante cinco años consecutivos ha figurado en la lista de The World’s 50 Best Bars, que lo ubica como el “mejor de Latinoamérica”? Pues reinventarse constantemente.

En 2018 ocupó el puesto 11 de la lista (el más alto lugar logrado hasta ahora), lo que significa que es el primero de la región, pues los 10 que les preceden están en otras zonas geográficas. El prestigioso ranking destaca dos atributos en el cada vez más popular Limantour: buenas bebidas y diversión. El primero a base de cocteles extravagantes y coloridos; y el segundo, con su perenne ambiente animado y festivo.

El bar hace que sus clientes disfruten de toda una experiencia, con preparaciones y sabores que cautiven, aparte del servicio. Su carta, que es renovada cada seis meses, siempre tiene una inspiración.

A los mercados de Ciudad de México

Licorería Limantour
Cocteles San Juan, Lagunilla y Xochimilco / Fotos vía: José Luis León

El menú que ofrecen actualmente ha excavado en sus propias raíces, nada menos que en la densamente poblada capital azteca y en la identidad de sus chilangos (gentilicio coloquial que se utiliza para los habitantes de la ciudad) a través de los mercados populares.

Si usted está deprimido y se encuentra en aquel país, quizás el mejor consejo que recibirá es que vaya a un mercado. Eso se lo toman muy en serio. Solo en el Distrito Federal se tiene un registro de 329 que son públicos.

Muy bien decía el gran poeta chileno Pablo Neruda, que “México está en sus mercados”, y por eso durante años los visitó.

“Esta carta se pensó en el placer que tiene el mexicano por visitar los mercados, que al igual que un bar es en donde vas a olvidar el pesar del día, en donde se mezclan los sabores, las vivencias, descubrirás la verdadera cultura de la ciudad y con un poco de paciencia, hasta la fortuna encontrarás”, explicó a Cocina y Vino José Luis León, bartender y director de Limantour.

Limantour
José Luis León, bartender y director de bares / Fotos vía: José Luis León

En ese sentido, destaca que “la intención de la exploración era lograr ensamblar todas esas sensaciones en un vaso y que Limantour sea interpretado como uno de estos microcosmos encantadores: un lugar de una fuerte convivencia donde, a través del arte de la mixología, se comparten sabores y experiencias”.

Ocho cocteles de temporada

Limantour
Las bebidas Merced, Sonora y Jamaica / Fotos vía: José Luis León

Uno de los cocteles se llama San Juan, está inspirado en el mercado del mismo nombre, con una propuesta de productos gourmet y variedades para todos los paladares. Los más osados pueden  probar insectos de cualquier especie. Está preparado con Amaro Averna, Ron Havana 7, Kahlua, mezcal espadín y un top de espuma de escamol (hueva de hormiga), decorado con un crocante de almendra, amaranto y pimienta rosa.

El Lagunilla representa a uno de los mercados de mayor tradición. Es más de domingo y allí las personas encuentran todo tipo de antigüedades. La bebida alusiva la preparan con Xila (licor de mezcal de chile), Bacanora (destilado que se obtiene del ágave), jugo de limón verde, puré de mango y gaseosa de cebada. Trae sal de chile pasilla y dos gomitas de piña.

Con Xochimilco representan las últimas chinampas de la era mesoamericana y a la cantidad de insumos que se pueden encontrar en su mercado. La bebida tiene zanahoria clarificada, Aperol, licor de Ruibarbo (de hierbas agridulces), prosecco, jugo de toronja y está decorado con tiras grandes de zanahoria.

Merced lleva su nombre en honor al lugar donde se puede conseguir de todo para el hogar, así como también frutas secas y una amplia variedad de dulces típicos. Lleva pisco Quebranta, Chartreuse Amarillo (licor elaborado a partir de hierbas maceradas), cognac Martell VS, kombucha (infusión fermentada) de frutas secas, prosseco y uvas moradas sin semillas.

Limantour
Coyoacán y Ciudadela / Fotos vía: José Luis León

Sonora se inspira en el versátil mercado donde se consiguen distintos tipos de especias, insumos para la adoración popular religiosa y animales, entre otros. Viene con vermut Noilly Prat, ginebra Armónico, hidrolato de toronjil, whisky Laphroaig 10, jarabe natural, solución salina y gotas de aceite de colores.

Está también el Jamaica, en honor al famoso mercado que ofrece una amplia variedad de flores. El coctel se hace con tequila Don Julio Blanco, vino rosado infusionado con pétalos de rosas, licor con flores de saúco St. Germain, puré de pera, jugo de limón verde, jarabe de pimienta rosa y esencia de flor de lavanda. Está decorado con una flor comestible de crisantemo amarilla.

Coyoacán está inspirado en el barrio donde vivió Frida Kahlo, lleno de coloridas artesanías que tanto atraen a los turistas. La bebida es preparada con sorbete de naranja y vino Pedro Ximénez, Campari infusionado con ralladura de limón, mezcal Criollo y prosecco, decorado con pétalos de flor.

Otro se llama Ciudadela, como el clásico y muy popular mercado de artesanías de la ciudad. Lleva destilado Sotol Onó, Campari, Cold Brew (café frío), zumo de lacto fermentado, refresco de maracuyá (parchita) y hoja de amaranto.

También le puede interesar: Los juguetones y pícaros cocteles de Salmon Guru

Comments

comments