Salsa de tomates

Aprovechar al máximo las capacidades de frutas y verduras cuando están en temporada es lo ideal en la cocina. En esos días se potencian las cualidades de sabor y aroma y suele bajar el precio. Siendo así, lo lógico es adquirirlos y consumirlos en buenas cantidades, lo que vuelve imprescindible aprender a mantenerlos en estado óptimo. Hoy es el turno de los tomates, y he aquí como ha de guardarlos correctamente, bien sea para que se mantengan frescos y apetitosos o conservados en frascos de vidrio para su uso posterior.

El fruto rojo es perfecto para incluirlo en diversas recetas. Tanto en salsas y guisos como en ensaladas, es un invitado permanente. Preservarlo en perfectas condiciones le ayudará a contar con un excelente ingrediente por mucho más tiempo.

Para prolongar su frescura

Tomates

Lo principal para esta práctica es tomar en cuenta el grado de maduración que poseen al comprarlos. De esto dependerá la manera como deben ser resguardados para su mayor durabilidad.

En el caso de que aún estén verdes, lo mejor es mantenerlos en un lugar fresco pero no demasiado frío. Un truco es ponerlos en una caja de cartón con una capa de papel periódico encima. Esto acelerará el proceso de maduración.

De estar en su punto, lo aconsejable es mantenerlos fuera de la nevera. Preferiblemente en un lugar donde no se encuentren expuestos al sol y evitando el contacto entre la piel de unos y otros.

Mientras que si ya se encuentran en su etapa culminante, se deben refrigerar urgentemente y utilizarlos en alguna preparación en el menor tiempo posible.

Un consejo curioso

Tomates
A la izquierda, un tomate reservado boca arriba, a la derecha otro almacenado boca abajo y sin tallo. Vía: SeriousEats

El asesor culinario del portal gastronómico Serious Eat, Kenji López, realizó una serie de experimentos con la finalidad de descubrir cuál era la mejor manera de guardar el tomate para su conservación. La conclusión fue muy sencilla, almacenarlos boca abajo.

Según López, la piel del fruto es muy buena para conservar la humedad interna. Sin embargo, con el pasar de los días esta tiende a perderse junto con la jugosidad. Por lo tanto, el cocinero descubrió que eliminando los tallos y colocando los frutos al revés se mantenían en mejor forma.

Conservarlos para futuras preparaciones

Conserva de tomate

Este método tradicional es muy eficaz para disfrutar de su gusto por un tiempo más prolongado. Es fácil de llevar a cabo y se necesitan pocos implementos. Un proceso que ayuda a preservarlos incluso por meses.

Ingredientes

  • Un kilogramo de tomates
  • Hojas de albahaca o laurel (opcional)
  • Agua
  • Aceite de oliva o vinagre
  • Sal
  • Recipientes herméticos de vidrio

Preparación

  • Esterilizar los tarros de vidrio con sus tapas. Para esto, colocarlos en agua hirviendo durante dos minutos. Retirar, dejar enfriar y secar perfectamente.
  • Lavar bien los tomates. Es recomendable que estos estén muy maduros, carnosos y sin imperfecciones.
  • Realizar un corte en forma de cruz en la punta de los tomates, para hacer más fácil el pelarlos. Luego, se procede al escaldado. Este consiste en introducirlos en agua hirviendo por uno o dos minutos. Retirarlos y dejarlos reposando en agua fría.
  • Pelarlos empezando por los cortes de la punta, evitando dañar la pulpa del fruto. Cortarlos por la mitad y escurrir el exceso de líquido.
  • Introducirlos en los recipientes apretando lo más posible para evitar la presencia de aire en el interior. Agregar las hojas de albahaca o laurel. Verter aceite de oliva hasta rellenar el tarro. En caso de no poseer este último ingrediente, puede hacer una mezcla de agua, vinagre y sal.
  • Cerrar muy bien los recipientes y ponerlos a calentar verticalmente en baño maría por 30 minutos. El fuego debe estar a media potencia para sellarlos herméticamente. Es recomendable que el nivel del agua coincida con el de los tomates. Retirar del agua y dejarlos reposar.

De esta manera se pueden almacenar en un sitio fresco por un largo tiempo. Una vez abiertos, deben llevarse a la nevera y consumirse rápidamente.

También le puede interesar:  ¿Conservar champiñones? Conoce los mejores consejos

Comments

comments