pato confitar
Pierna de pato confitada - Foto: Archivo.

Más de una vez habrá escuchado el término “frutas confitadas” o “pato confitado” en programas de cocina o menús relatados. Con seguridad, si alguna vez ha probado un platillo en el que uno de sus componentes ha estado confitado, habrá notado que el sabor y la textura son incomparables.

La técnica de confitar consiste en cocinar una proteína o vegetal en algún tipo de grasa a muy bajas temperaturas. Por eso su cocción amerita mucho más tiempo de lo común. En el caso de las frutas, también se atribuye este término a la técnica de cocinarlas en almíbar; es decir, agua con abundante azúcar.

Tanto la grasa como el azúcar son agentes que evitan que el alimento se descomponga. De ahí que las frutillas confitadas duren tanto tiempo sin problemas en su despensa. Esto indica que confitar es igualmente una buena opción para conservar alimentos.

confitar
Frutas contifadas – Foto: Archivo.

Resultados increíbles

Cuando una carne, un vegetal o una fruta han sido confitados y se mantienen en su propia grasa o en almíbar, por lo general se les asigna el nombre de confit.

La grasa del confit, cuando se trata de carnes como el pato, suele ser la del mismo animal. En el caso de esta ave es una de las más aromáticas y solicitadas en el ámbito gastronómico, aunque realmente se puede hacer con cualquier otra clase, bien sea aceite de oliva, manteca o mantequilla.

Pasar tanto tiempo cocinando a temperaturas muy bajas hace que el alimento potencie sus sabores y adquiera una textura sumamente tierna y jugosa que difícilmente se puede lograr con otro tipo de cocción. Para hacerlo a la perfección, se necesitan hornos con la capacidad de mantener temperaturas bajas y uniformes. Por esta razón, el confitado resulta un poco difícil de lograr en casa. Sin embargo, con el cuidado necesario se puede conseguir.

confitar ajos
Ajos confitados – Foto: Archivo.

Si lo que se quiere es conservar la carne por un tiempo, se debe dejar sumergida totalmente en un recipiente cubierto con plástico envoltorio. Así, es imposible que la pieza tenga contacto con el aire y se dañe.

Lo mismo pasa con las frutas en almíbar. Mientras no se estén abriendo y cerrando con regularidad y no se introduzcan utensilios sucios dentro del frasco o envase, podrán mantenerse en perfecto estado.

Para visualizar cómo sería la forma correcta de confitar una fruta, puede seguir las recomendaciones del chef Iván García en este video.

También le puede interesar: Salsas con cardamomo para chuparse los dedos

Comments

comments