infusión de lavanda

La lavanda es conocida por ser una planta multifacética y con abundantes beneficios para el ser humano. De ésta se aprovecha tanto la flor como su aceite, los cuales aportan un abanico de usos y bondades. Entre sus efectos destacan, especialmente cuando se toma la infusión de lavanda, sus propiedades para combatir la ansiedad y la depresión.

La infusión de lavanda también es conocida por sus efectos antiespasmódicos y carminativos; su alta efectividad para combatir el estrés y combatir los nervios, surtiendo el efecto de u ansiolítico natural y eficaz. También ayuda contra la irritabilidad, la taquicardia y las migrañas y funciona como tónico digestivo, ya que ayuda a expulsar los gases.

Por si fuera poco, la infusión de lavanda también funge como un excelente aliado contra el insomnio, ya que ayuda a conciliar el sueño.

Lo mejor de todo es que la preparación de la infusión de lavanda es muy simple. Solo necesitará 4 cucharadas de flores de lavanda desecadas, un litro de agua y miel o azúcar si quiere endulzarlo.

Deberá hervir las flores secas con el agua durante 10 minutos. Pasado este tiempo debe dejar reposar la infusión unos minutos para después colarla.

Si quiere usarla de modo medicinal, puede tomar de 2 a 4 tazas diarias. Si quiere consumirla para prevenir el insomnio, tómela unas horas antes de ir a dormir.

Comments

comments