Venecia es una de las ciudades más románticas y antiguas del mundo. Es uno de los paraderos turísticos preferidos por muchos; el carnaval, la regata y el hecho de que está sobre el agua la hacen atractiva para los viajantes. En los canales, esta mágica ciudad esconde innumerables restaurantes y cafés dispuestos a satisfacer hasta al más exigente cliente. Modernos o clásicos, Venecia ofrece un mundo paralelo de placeres.

El Café Florian es uno de esos lugares que emanan historia, arte y grandeza tan sólo al admirarlo desde afuera de la Plaza San Marcos, donde se ubica.

café florian

Fue abierto el 29 de diciembre de 1720 con el nombre Caffè alla Venezia trionfante o El café de la Venecia Triunfante. Pero luego se le dio el nombre actual en honor a su creador, Floriano Francesconi.

Su notoriedad no sólo se la debe a que es el café más antiguo de Italia, sino también a que ha sido escenario de eventos históricos como ser el primer establecimiento de su tipo en permitir mujeres y es célebre por haber sido uno de los lugares donde se trataban a los heridos de la revolución de los estados italianos en 1848; y ha sido sitio de reunión para personajes como Modigliani, Lord Byron, Goethe, Dickens, Chateaubriand, Proust, Rousseau, Cassanova entre otros muchos famosos de la literatura, el arte y la política.

Una orquesta permanente ameniza su entrada, mesoneros en traje, bandejas de plata y vajilla de porcelana hacen que el café Florian conserve el prestigio que lo caracteriza desde hace 300 años.

café florian

Café Florian, hoy

En la actualidad, es un lujo disfrutar cualquiera de los productos de este emblemático lugar. En cualquiera de sus salas, Sala degli Uomini Illustri, Sala de los hombres ilustres, Sala del Senato, Sala del Senado, Sala Cinese salón Chino, Sala Orientale, Salón Oriental , Sala delle Stagioni, Sala de las estaciones, Sale degli Specchi, Salón de los espejos que era la antigua Sala Liberty añadida a principios del siglo 20. Todo el sitio cuenta con una vasta colección de arte privada que a veces es difundida en museos de todo el mundo. 

Su objetivo de presumir contemporaneidad dentro de lo antiguo de su ser, se observa en la participación que ha tenido en eventos como la Bienal de Venecia. También ha encontrado perpetuar y multiplicar su legado abriendo tiendas en Dubai, Florencia, Londres, Roma y Abu Dhabi.

Más allá de las anécdotas y la herencia que tiene, éste se destaca por sus productos de calidad. Cuenta con los más finos vinos, té y café traídos de Oriente, el Mediterráneo, Chipre y Grecia. 

Actualmente el repertorio de bondades que ofrece este bar va desde vinagretas, chocolates, café, accesorios de porcelana y cubertería. Todo con calidad avalada del nombre Florian, para que la experiencia vaya más allá de sólo beber café.

Comments

comments