En esta ocasión hablaremos de un vino que ha permanecido bajo la sombra de sus hermanos, envuelto en mitos que lo asignan a paladares femeninos, y que por su color y aroma ha estado rezagado a la hora de seleccionar una botella para descorchar.

Sí, nos referimos a los vinos rosados, una bebida que puede brindar un universo de opciones a la hora de comer.

Lo primero que debemos conocer sobre los vinos rosados 

Su versatilidad, existiendo variaciones tanto de vino seco como dulce, los cuales pueden ir desde una bebida ligera para acompañar ensaladas, a un sabor más intenso para platos fuertes.

Podrás crear una armonía con arroz o pasta, especialmente si contienen frutos del mar, como la paella o el arroz a la marinera. También es un acompañante ideal para vegetales como la berenjena o ensaladas sin vinagreta, debido a que es liviano y refrescante, por lo tanto no opaca el sabor de estos alimentos.

Si tu debilidad son los platos picantes o muy condimentados, una copa de vino rosado será un excelente aliado, combina muy bien con estas preparaciones. De igual manera, si deseas comer sushi, esta bebida logrará que puedas degustar cada bocado por el equilibrio que crea en el paladar.

Sal de la rutina, prepara una deliciosa comida con pasta, pescado o marisco, y descorcha un delicioso vino rosado.

 

Comments

comments