Vinos Forever Blend y WAG!

De la copa joven, sencilla, rica, sedosa, esa que acompaña cómodamente días de amistad, picoteo y, cómo no, romance. De eso van Wag! y Forever Blend, dos líneas de vinos chilenos que Corporación Askar ha presentado en Venezuela, ambas creaciones de Viña de Aguirre, empresa de tradición familiar instalada en el Valle del Maule.

“Los WAG! son lo que llamamos en el mundo de los tabacos ‘vinos para romper el celofán del nuevo consumidor’. No hay que tener un nivel de experto para entenderlos, están pensados para la gente joven, son de fácil acceso y competitivos en el mercado”, refería durante su cata el sumiller José Gregorio Pereira, acompañado por la periodista especializada en el tema Adriana Gibbs.

Vinos WAG!

“Haciendo una traducción, el término wag es algo así como ese movimiento de alegría de la cola de los perros. La llamamos la línea de los perritos”, explicaba el sumiller, en alusión a su fresca etiqueta, de entrada, toda una declaración de intenciones.

Asimismo ha sido concebida la imagen de los Forever Blend, alternativa seductora “a primera vista” ante la proximidad del Día de San Valentín y, por supuesto, más allá, porque este, sin duda, no se espera que sea un affaire pasajero entre el vino y sus amantes más fieles.

Lo nuestro será para siempre

“Necesitamos retomar un poco de amor, alegría, felicidad. La gráfica de los Forever Blend está relacionada con el tatuaje Forever Love, el que más se ha hecho la gente en el mundo. Dos corazones unidos con una cinta. De una u otra forma alude a ese match perfecto entre las uvas que se utilizan para hacer este vino: Cabernet Sauvignon y Merlot”, refiere Pereira.

La evolución del ensamblaje de estas dos cepas, que encuentran en el Valle del Maule un entorno pródigo para las uvas tintas, puede ser apreciada en tres categorías de Foreverblend: Blend, Reserva y Apasionado.

Vinos Forever Blend

Blend, el chispazo inicial

Es joven (cosecha de 2018 a finales de marzo), sin paso por madera, con 13,5 grados de alcohol.

“De color rojo rubí profundo. En nariz recuerda a frutas rojas maduras y tonos especiados. En el paladar es fresco y con suaves taninos”, refiere el enólogo responsable, Claudio Gonçalves, quien recomienda su armonía con carnes rojas a la brasa, pastas con salsas a base de tomate y quesos madurados. Debe servirse a una temperatura entre 17°y 18° C.

“Las características de una uva ayudan a las de la siguiente. Es estructurado, redondo y persistente en boca”, extiende José Gregorio Pereira.

Reserva, ese paso más allá

Cosecha 2016, ha permanecido en barricas de roble durante seis meses, y mantiene los grados alcohólicos del joven Blend.

“A la vista destaca su color rojo intenso con aromas a frutas del bosque. De taninos suaves, es bastante equilibrado”, indica el enólogo. La temperatura de servicio recomendada es entre 18 ° y 19 ° C. Y se sugiere en armonía con quesos madurados, empanadas chilenas al horno y carnes rojas condimentadas.

“Es un vino con una paleta amplia, donde siento flores, frutas, especias, pero ya pasó por madera y puedo hablar de aromas terciarios o bouquet”, destaca José Gregorio.

Gran Reserva Apasionado, un romance madurado

Vinos Forever Blend

Sus frutas fueron cosechadas a mano a finales de abril de 2015. El enólogo Claudio Gonçalves señala que se deja macerar más de veinte días con el fin de extraer los taninos para luego llevarlo a barricas de roble francés y americano durante más de doce meses. Finalmente el vino se embotella sin sufrir alteraciones de modo que mantenga sus cualidades extraordinarias.

“Tiene mucha fuerza y aromas cautivantes”, indica el experto. Se sugieren las mismas armonías de carnes a la brasa, guisos condimentados y especiados, pastas con salsas a base de tomate, que potencian este vino de gran estructura, y debe servirse a temperaturas de entre 19° y 20° C.

Querendones y en movimiento

Vinos WAG!

Los tres vinos varietales de la línea WAG!, Sauvignon Blanc, Merlot y Cabernet Sauvignon, están elaborados con uvas cosechadas en 2018. Más frescos, imposible.

El Sauvignon Blanc tiene 12,5 grados de alcohol. Es de color amarillo pálido con tonos verdosos, y regala aromas de frutas cítricas como toronja, limón, piña y una mezcla de frutas tropicales con notas florales. En crujiente, refrescante, largo y bien equilibrado. Puede acompañarse con aperitivos, ensaladas verdes o de mariscos, ceviches y pastas con salsas de pescado. Se recomienda consumirlo a temperaturas entre los 12° y 14° C para apreciarlo en toda su intensidad.

El Merlot exhibe un brillante color rubí violáceo. Es profundo en aromas a frutas rojas maduras como ciruela y regala notas de pimienta. “Cuando lo olí por primera vez me recordó a los merlots jóvenes franceses, a pesar de provenir de Chile”, indica José Gregorio Pereira. Sus taninos son dulces y aterciopelados, y es de final largo y persistente. La temperatura de servicio sugerida es entre 16° y 18 ° C. Armoniza perfectamente bien con asado de res, pastas y quesos madurados.

De su lado, el Cabernet Sauvignon es de un intenso color rojo rubí con toques violeta en el borde exterior. Sus aromas traen a la memoria frutos rojos y pimienta. Fresco, suave y redondo en boca con taninos agradables. Armoniza bien con verduras asadas al grill, carnes rojas, cerdo y quesos madurados. La temperatura de servicio, entre 15 ° y 17 ° C.

También puede interesarte: Cruz del Sur: Vinos argentinos con buena estrella

Comments

comments