A muchos les ha pasado que cuando asisten a un evento o una reunión al tomar vino tinto, los dientes y labios se manchan. Algunos les resulta muy incomodo y desagradable.

Siempre has pensado que para evitar esta situación o no se toma el vino o se ingiere con pitillo y eso rompería con el protocolo a la hora de tomarlo.

Los dientes manchados es algo temporal, de hecho no están netamente manchados, solo están cubiertos por una capa de saliva combinada con vino, algo que se soluciona al cepillarse los dientes.

Pero debes recordar que no puedes cepillarte inmediatamente luego de tomar vino, ya que una boca llena de vino tinto es una boca llena de ácido, al cepillarte de inmediato puedes dañar tus dientes y empeorar el problema.

La alta acides del vino debilita los diente, así que es recomendable esperar una hora hasta que el acido natural vuelva a su boca.

Para evitar que la boca nos quede manchada y no esperar tanto tiempo para limpiarla pueden tomar un poquito de vino blanco entre cada copa de vino tinto, que te servirá para enjuagarte la boca con el, como si se estuviera catando.

Asimismo puedes optar por comer, si estas en una cata o una fiesta, comer algo de tapas o pan evitará que te manches, el tomar agua también te ayudara en este sentido.

Comer y tomar agua ayudara a que el acido de su boca obtenga su balance más rápido y evitará esas molestias manchas.

Comments

comments