Esta presentación en forma de jaula es una edición especial de Laurent Perrier. Su botella es todo un lujo y objeto de deseo, con una etiqueta de escudo que data de Enrique IV. Para los que buscan su perfecta armonía con carnes frías, aves o quesos tiernos; también es perfecto con un postre a bases de frutas.

Sus características en boca: es bastante exótico, elegante, fresco y mineral en nariz, con acidez notable y continúas burbujas de pequeña dimensión que le confieren una textura sedosa, un champagne con un gran equilibrio, bien construido desde la frescura hasta la persistencia, de un rosa pálido brillante. De persistencia larga y gran fineza trae recuerdos de las delicadas telas de encajes antiguos. Este producto armonizará perfectamente con un Lomito de cordero Wellington donde la grasosidad de la masa de hojaldre y del foie gras así como la suculencia e intensidad del lomo de cordero harán una deliciosa secuencia de sensaciones y sabores limpiando el paladar para dar paso a una nueva sucesión de placeres entre bocado y trago.

IMG_9551

Texto:  Academia de Sommeliers de Venezuela

Botellas: Licoteca

Comments

comments