comprar

Al ir a comprar un vino se debe vigilar que el establecimiento no llegue a vender la botella del escaparate, o con la etiqueta deteriorada. El vino es una de las bebidas más frágiles que existen, ya que las inclemencias, el corcho puede estar reseco, posibilitando merecidas oxidaciones.

La primera señal exterior de alarma es la exudación por el tapón de una sustancia oscura y pegajosa, síntoma de dilatación del vidrio por el calor, sin que el tapón de haya expandido. Tan importante como las condiciones de conservación del vino es la selección de establecimiento donde se va adquirir, sobre todo por el estado en el que se encuentran las botellas.

En Venezuela, cuyo clima conspira en contra de la conservación del vino, conviene, a la hora de comprar, seleccionar el importador o la tienda que con mayor celo mantenga sus existencias. Una pesquisa en ese sentido protegerá al consumidor de sorpresas desagradables.

También te puede interesar: Tips para amueblar la bodega en casa

Comments

comments