Blends de té

Los combinados o mezclas no son solo para los cocteles, ya que cada vez es más común encontrar blends de té en saquitos (previamente preparados para su comercialización) o en forma de hierbas, flores o semillas, entre otros, en  los diferentes locales. En este último caso, los hay de la casa o personalizados.

La posibilidad de crear sensaciones de acuerdo con el gusto tiene una excelente aceptación que ha ganado una gran cantidad de adeptos.

Blends de té para complacer

Ya de por sí existen infinidad de plantas con las cuales se preparan conocidas infusiones. Al unir los diferentes componentes, adaptados a proporciones para complacer al paladar, estas se multiplican.

Los orígenes del té se remonta a tiempos ancestrales y, aunque su consumo es mayor en los países asiáticos y del Reino Unido, se ha popularizado por todos los rincones del planeta. La demanda de bebidas de autor o exóticas ha obligado a los dueños de casas de té a ampliar la oferta y la presentación. Los expertos se dan a la tarea de buscar hierbas y especias en los lugares más recónditos para impresionar a los fanáticos.

No obstante, la base es generalmente de algún té (rojo, verde, negro, etc.) con un extra de flores, frutas, especias, semillas, aceites, cortezas, raíces y otros. Para darse el gusto, lo primero a considerar es la oferta y luego viene la selección de los ingredientes. Aunque existen medidas para algunos preparados específicos, el consumidor tiene la última palabra.

Una vez elegida la mezcla, la técnica es siempre la misma, en una tetera se vacían los ingredientes, se agrega agua hirviendo y se espera algunos minutos. Pero estas delicias no son exclusividad del fuego, ya que también se pueden degustar heladas.

Para un momento exótico, siga la siguiente receta.

Mezcla de té verde, coco y jengibre

Té

Ingredientes

  • 30 gramos de durazno seco troceado en cubitos
  • 30 gramos de jengibre seco troceado en cubitos
  • 30 gramos de hojuelas de coco tostadas
  • 15 gramos de té verde

Preparación

  • En una olla con agua, hervir el durazno, el jengibre y las hojuelas de coco tostadas.
  • En una tetera, colocar las hojas de té verde y verter en ella el agua con la mezcla anterior.
  • Dejar reposar durante 10 minutos y servir.

También te puede interesar: Chai latte, una exquisita combinación

Comments

comments