té de menta

La menta el amor aumenta o al menos eso dicen. Esto porque la aromaticidad de esta hierba la ha convertido en un ingrediente infalible en un sinfín de recetas que alegran el corazón. Claro ejemplo de ello es el té de menta marroquí, una caliente y aromática bebida que es sinónimo de hospitalidad en el país del Magreb. Allí, este brebaje es parte importante de su tradición culinaria y es la bebida de bienvenida que ofrece un anfitrión, por obligación, a quien le visite.

También se suele beber en diversos momentos del día, por ejemplo, después de una copiosa comida, gracias a sus grandes bondades digestivas.

Se trata de un regalo que alimenta los sentidos, a través del delicado y embriagador aroma que emana, y que cautiva la vista, con los ornamentados y llamativos vasos en los que suele servirse.

Receta té de menta marroquí

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 5 cucharadas de té verde
  • 1 manojo pequeño de hojas de menta fresca

Preparación

  • Verter el agua en una olla. Calentar y retirar del fuego, justo cuando empiece el hervor.
  • Poner las hojas de té verde en una tetera y añadir el agua caliente. Agregar las hojas de menta fresca y dejar infusionar por cinco minutos.
  • Servir.

Te puede interesar: Una cafetería para comer como todo un saiyajin

Comments

comments