taza de té

Una cálida taza de té siempre es reconfortante en cualquier momento del día. Para algunos, esta bebida milenaria es imprescindible a diario. Otros, menos tea lovers, degustan una taza de infusión por antojo o como menjurje de la abuela para curar algún mal.

No importa cuál es su motivación para degustar esta noble bebida. Lo importante es que para disfrutar de una buena taza de té es necesario tomar en cuenta algunos criterios y pasos. Atienda estos consejos y prepárelo en casa como todo un experto.

Consejos para preparar una buena taza de té

1.- El té

Un buen té dependerá de las hebras que se van a infusionar. A mejor calidad, mucho más placentera resultará la bebida. En la actualidad existen muchísimas variedades de alta gama que, además, no son exorbitantemente costosas.

La variedad de hebras de té a escoger dependerá del gusto de cada quien. Entre las más populares están el té negro, el verde, el matcha, el blando y el oolong, entre otros, puros o mezclados.

2.- La tetera

Es importante contar con una tetera al momento de hacer un té. En su defecto puede emplearse un filtro para té e introducirlo en la taza y dejar infusionar, aunque el resultado no es igual. En mercados especializados puede encontrarse una gran variedad de teteras desde precios accesibles hasta las más lujosas y extravagantes.

3.- Agua potable

Este aspecto de la preparación de una buena taza de té es sumamente importante. Es imperativo que el agua sea potable, de este modo el líquido vital cumplirá con las características químicas necesarias para percibir a plenitud el té.

Otro aspecto a tener en cuenta es la temperatura del agua. Esta nunca debe dejarse hervir pues quemaría las hebras y estropearía por completo el aroma, el sabor y las bondades del té. Lo correcto es utilizar el agua a la temperatura recomendada según el tipo.

taza de té

Luego de tener el agua a la temperatura correcta, llega el momento de infusionar las hebras. A fin de poder apreciar todos los aromas y matices de la bebida, es necesario que el proceso se ajuste al tiempo recomendado; aunque este aspecto es un poco más flexible y se puede adaptar al gusto de cada quien. Se deja más tiempo para los que prefieren un sabor más fuerte, o el tiempo mínimo para quienes optan por sabores suaves.

Paso a paso para una reconfortante taza de té

Una vez escogido el tipo de té que le apetezca, ponga a calentar 250 cc de agua potable a la temperatura ideal. Dentro de la tetera limpia, vierta dos gramos de las hebras a infusionar.

Al estar caliente el agua, viértala dentro de la tetera y deje infusionar por el tiempo deseado. Una vez transcurrido el lapso, traslade el líquido a la taza donde se va a disfrutar.

También puede interesarte: Armonías con té, placer al paladar

 

Comments

comments