El té Earl Grey es de esas bebidas suaves, aromáticas y reconfortantes que han cautivado el paladar de los tea lovers occidentales, incluida la reina Isabel. Su éxito radica en que posee una combinación equilibrada de ingredientes y un aroma característico que permite que los fanáticos logren identificarlo.

Si bien el origen de su nombre se remonta a 1830, cuando la familia Grey logró su comercialización a través de las firmas Twinings y Jacksons of Piccadilly, en la actualidad se utiliza la etiqueta Earl Grey para agrupar cualquier mezcla de té que se aromatice con bergamota.

La combinación básica para el Earl Grey mezcla aceite de bergamota y té negro. Aunque algunos, a fin de potenciar su aroma, sustituyen las hojas oscuras por té Darjeeling.

Por su versatilidad se puede disfrutar solo o con un poco de leche. Además, gracias al aporte del fruto cítrico, es posible prepararlo frío o como base para infusiones frutales. Tampoco hay una hora específica a la que se recomiende tomar, solo que quienes sean sensibles a la cafeína, deben optar por las versiones descafeinadas, que también están disponibles.

Beneficios en cada taza

Debido a la cantidad de polifenoles se caracteriza por proteger el organismo y mantener las defensas, por tanto resulta un buen aliado para combatir la gripe. Contribuye a prevenir el envejecimiento y previene los problemas degenerativos del sistema cardiovascular. También resulta una buena opción para combatir la gastritis y la diarrea.

Al igual que otros tés, posee cualidades diuréticas y ayuda a eliminar líquidos del organismo. Otro aspecto importante a destacar son las pocas calorías que implica consumirlo, por lo que resulta positivo para acompañar las dietas.

Smoky Earl Grey, té con sello real

La reina Isabel II es una de las grandes fanáticas del té Earl Grey; de hecho, la historia “no oficial” dice que el té Smoky Earl Grey fue creado especialmente para la reina siguiendo órdenes precisas del palacio de Buckingham.

El blend está compuesto a gusto de la soberana de Inglaterra y cuenta con bergamota y toques de tés Lapsang y Gunpowder. La combinación de esos tres sabores es un resultado delicioso.

 

También puede interesarte: 10 sabrosas combinaciones con té negro

Comments

comments