Regreso del Cognac 1

El cognac podría tener quizás una imagen algo anticuada. De color ámbar e intenso aroma, es una bebida alcohólica que se asocia con el lujo y la distinción. No se piensa inmediatamente en cocteles y, sin embargo, puede ser el favorito de algunos en la mixología.

“El cognac ha estado presente en los cocteles durante años”, dice Reinhard Pohorec para Falstaff, bartender y experto en vinos. “Lo nuevo es que este vuelve a llamar la atención que se merece entre los conocedores, porque la verdad es que ¿dónde se puede encontrar tanta variedad de posibilidades en los diferentes estilos de fabricantes individuales?”

A menudo es confundido con el brandy, pero sólo se puede llamar cognac a la bebida que se elabora en los alrededores de la localidad francesa de Cognac, en el departamento de Charente. Ahora, en algunos lugares, ha pasado a sustituir el whisky y el ron para obtener cocteles creativos.

La selección del camarero

Algunos clásicos de la coctelería como un sidecar o un brandy Alexander parecían haber sido olvidados durante mucho tiempo. Otros, como el coctel Sazerac, estaban hechos originalmente con brandy francés (cognac) y fueron reemplazados por otras bases. Pero sigue siendo favorito de algunos bartenders por sus propiedades.

Los fabricantes también han intensificado sus esfuerzos para poner a esta bebida en su lugar por tradición, en los bares del mundo. Por ejemplo, la compañía francesa Courvoisier está organizando el coctel mundial “The Toast of Paris”, para reafirmar la labor de los barman que utilizan el brandy francés, y que este año ganó el barman austriaco Ferenc Haraszti (bar “Mr. Mendez”, Viena), con sus creaciones “Think Twice” y “Riverside”.

“Nuestra intención es llevar la versatilidad del líquido a las mentes de los creativos que se encuentran detrás de las barras del mundo”, explica Rebecca Asseline al medio Falstaff, embajadora de la marca global de Courvoisier.

Fusiones con cognac

Los expertos aseguran que el cognac, como base, funciona bien para los tragos largos. Sin embargo, la combinación ideal, si comparamos con grandes tragos como el Gin & Tonic, no es tan fácil de identificar.

Muchas personas consideran que la cerveza de jengibre, muy usada en países nórdicos y que suelen mezclar con el ron, pudiera ir bien con el cognac. El Ginger Ale también queda muy bien con esta bebida espirituosa, tanto como con el whisky.

Pero hay un sabor que ha ganado y que es la sugerencia de los 20 mejores mixólogos reunidos en la última Cumbre del Cognac para la Bureau National Interprofessionnel Du Cognac. Se trata del llamado VSOP con refresco de limón, algo de jengibre fresco y una médula de limón. Un sabor muy refrescante y con mucho potencial, con acentos finos.

A pesar de las combinaciones, y de que cada vez más cognac es sinónimo de versatilidad, el mejor placer es beberlo solo. Las variedades de uva y las especies de madera que están bien definidas y las reglas de almacenamiento estrictamente controladas, lo hacen un líquido de alto valor y prestigio.

Sin lugar a dudas, el cognac se seguirá asociando a los espirituosos de lujo. Y botellas como la Rémy Martin Louis XIII son ejemplo de la mejor elegancia y una expresión de que beber cognac siempre será un arte privilegiado.

@Patifini

También le puede interesar: Este es el nuevo vino más costoso del mundo

Comments

comments