ojo trago
Vía chowhound.com

El mundo de la coctelería llegó a un nivel que pocos hubiesen imaginado. Un restaurante australiano ha dado de qué hablar entre los foodies de todo el mundo por un trago muy peculiar que han estado sirviendo a granel. Se trata de una margarita que tiene insertado y sumergido un ojo de animal ¡totalmente real!

Faros Tapas es el nombre de este establecimiento que se encuentra ubicado en el Australia’s Museum of Old and New Art (Museo de Viejas y Nuevas Artes de Australia). Según especificaciones del propio restaurante a través de su página web, los ojos que utilizan para estas bebidas son de toros, a pesar de que algunos críticos han asegurado que pertenecen a cerdos. Esto, con base en información de Chowhound.

museo ojo
Museo de Viejas y Nuevas Artes de Australia – Vía albrechtdurerblog.com

Se supone que mientras el ojo reposa en el trago, está totalmente congelado. El equipo de mesoneros está entrenado para que sugieran a los consumidores tomarse la margarita lo más rápido posible, de modo que el órgano no comience a destilar fluidos. El coctel está hecho a base de tequila, jugo de limón, mezcal, un polvo de carbón especial que le da ese color oscuro y sal negra al borde de la copa.

Parte del ambiente artístico

Este trago, según usuarios que han visitado el lugar, es apenas uno de los tantos elementos extravagantes que tiene el restaurante. Los clientes deben, incluso, firmar una carta donde aceptan consumir y seguir cada protocolo del local bajo su responsabilidad. Los visitantes narran que, antes de comer, deben acostarse en una cama dentro de una esfera hecha de metal y totalmente cerrada, donde son alumbrados con luces intermitentes por 15 minutos. Esto y el trago con el ojo de vacuno parecen cosas de locos. Pero para algunos es arte. Cuestión de óptica.

También le puede interesar: El particular y gastronómico origen del salario

Comments

comments