Vino dulce y vino fortificado

El vino dulce es aquel cuyo dulzor proviene naturalmente de la uva. Hay varios tipos, dependiendo del origen.

Existen aquellos de cosecha tardía o “late harvest”, que se elaboran a partir de una cosecha sobremadurada, en la que las uvas han perdido líquidos y acidez pero han ganado concentración de azúcares. Es por ello que los vinos de cosecha tardía vienen en presentaciones más pequeñas, puesto que el volumen de la vendimia es menor que el de una cosecha en condiciones de madurez normal. Generalmente, las uvas más usadas para elaborar estos vinos son: semillón, muscadet, gewurztraminer y sauvignon blanc.

Vino dulce. Foto: 123rf

También encontramos los vinos dulces que se elaboran a partir de uvas “botritizadas”. La Botrytis Cynerea ó podredumbre noble es un hongo que ataca a las cosechas muy maduras en lugares con condiciones climáticas (humedad-temperatura) muy específicas, sobre todo en Francia, Hungría y Alemania, concediéndole a la uva un sabor y un aroma muy particulares. No podemos hablar de vino dulce por podredumbre noble sin mencionar al famoso Chateau d’Yquem de Sauternes. También conocido simplemente como Sauternes, elaborado con uvas semillon y sauvignon blanc. Clasificado como Gran Vino de Burdeos.

Finalmente, debemos mencionar el Icewine o Vino de Hielo, que se elabora con uvas que se dejan sobremadurar asoleándose en el viñedo y vienen a ser cosechadas cuando entra el invierno. En Europa, específicamente en Alemania, se comenzó con la elaboración de estos vinos y se estableció su denominación de origen para proteger el método y el nombre. Los denominaron “Eiswein”. En muchos otros países de Europa han venido ensayando y elaborando sus propios vinos de hielo. En América son elaborados en Canadá y se denominan Icewine.

Vinos Fortificados

chocolate y oporto
Oporto. Foto: 123rf

Son aquellos a los que se les añade alcohol vínico en el momento de la fermentación, lo que hace que esta se detenga. De tal manera que se obtiene un producto con mayor graduación alcohólica (25% aproximadamente) y una cantidad considerable de azúcar residual ya que las levaduras no la consumieron por completo. Por ejemplo: Oporto, Marsala, Jerez son vinos estructurados, altos en acidez, redondos y con mucha personalidad.

También te puede interesar: El Icewine o Vino de hielo, una delicia congelada

Comments

comments