Havana Club
Foto vía: EFE / Ernesto Mastrascusa

La ronera cubana Havana Club presentó su exclusiva botella Tributo 2019, que viene a ser la cuarta entrega de su muy lujosa gama ultra-prestige. Es “un homenaje al arte y a la ciencia de la mezcla”, informó la compañía.

El destilado tendrá protagonismo durante la edición 21 del Festival del Habano, que se realizará en el Palacio de Convenciones de La Habana, entre el 18 y el 22 de febrero. Es una edición limitada, apenas 2.500 botellas. Fue creado por tres maestros roneros cubanos de distintas generaciones: José Navarro, Asbel Morales y Salomé Alemán.

En ese sentido, Christian Barre, director  general de Havana Club Internacional, afirmó que “por primera vez en la historia aparece una mujer en el proceso de estas bebidas de alta gama. No hay obra perfecta sin que estén las manos de una mujer”, según reseñó Cuba Debate.

Y es que para su elaboración, cada uno de los expertos seleccionó una base de ron rara y extra envejecida, en la década de sus nombramientos: Navarro (1970), Morales (1990) y Alemán (2010). Luego, esas bases fueron combinadas con otra que fue madurada en exclusivas barricas de coñac, para finalmente mezclarla con un ron reposado por más de 25 años en barricas de roble francés.

El más aromático de Cuba

Havana Club
El director general de la ronera Christian Barre / Foto vía: EFE-Ernesto Mastrascusa

Para Havana Club, Tributo 2019 representa la evolución de la artesanía del ron cubano de generación en generación. “Es el ron más aromático de Cuba”, aseguró Asbel Morales. Su colega Salomé Alemán, destacó que es un destilado “con aroma y sabor equilibrados, notas dulces de frutas secas, roble evolucionado y sabores sutiles de vainilla y almendra tostada”.

La botella de 70 centilitros tiene en su cuello y etiqueta la estrella de la bandera cubana. Viene en una caja lujosa confeccionada en madera blanca, con indicaciones en naranja para evocar el color ámbar y brillante del ron. Cada una está numerada y personalizada con la firma de Morales, como marca de la máxima garantía de calidad.

De las 2.500 botellas, solo 400 serán para el mercado cubano. El resto, distribuidas en más de 20 países, entre ellos, Inglaterra, Suiza, Francia, España, Rusia, China y México. Su costo está estipulado en 400 dólares.

También le puede interesar: Le 1802, un templo del ron en París

Comments

comments