Variantes del gin tonic
Foto: 123RF

El gin tonic es uno de los cocteles con mayor historia y tradición en Europa, y, por tanto, uno de los preferidos en muchos lugares. La combinación de ginebra con agua tónica es todo lo que se requiere para su preparación, aunque el hielo y la corteza de cítricos se vuelven casi esenciales para completar la fórmula perfecta. No obstante, para variar un poco y explorar otras tonalidades, han cobrado gran popularidad algunas preparaciones con especias, lo que le brinda al trago diversos toques de sabor.

Es imprescindible señalar que estas tonalidades que pueden aportar las especias deben ser bastante sutiles. Lo que se busca es un gin tonic diferente y con cierto estilo; de lo contrario, fácilmente podría crearse un revoltijo sin sabor definido, sin esencia ni razón de ser. 

Un gin tonic especial y especiado

Para acertar con la incorporación de estos componentes novedosos en la bebida, algunas alternativas son las bayas de enebro o el jengibre. Las bayas deben aplastarse ligeramente para que emanen su sabor y basta con añadir unas cuantas para obtener un toque ligero de dulce con amargo, que combinado con cítricos produce aun mejor resultado. En el caso del jengibre bastará una pizca rallada, que es particularmente útil para neutralizar ginebras con aromas muy intensos.

Foto: 123rf
Foto: 123rf

Asimismo, la pimienta negra resulta un atractivo ingrediente, particularmente con las ginebras que ya emplean algunas especias picantes. Bastará con un par de granos molidos sobre los hielos antes de servir para dar un mayor realce al trago. Y aunque tienen sabores muy diferentes, la pimienta de Jamaica y la rosa también son opciones. La última viene muy bien en ginebras de estilo floral.

El gin tonic también es valorado por sus cualidades digestivas. Acompañarlo de anís estrellado, además de darle un toque atractivo en la decoración, resulta igualmente una forma sutil de resaltar el sabor de la ginebra seca.

Eso sí, una sugerencia: no cometa los típicos errores de pinchar la botella de agua tónica para vaciar a presión ni revolver con un agitador, pues provocará irreparables pérdidas de gas. Recuerde no dejar trozos de limón con la corteza y considere aplicar cantidades muy sutiles de especias. De esta forma, podrá elaborar cocteles precisos y refinados de gin tonic, y explorar a la vez sus múltiples y atractivas variantes.

También puede interesarte: Vodka con soda y jugo de pepino

Comments

comments