switchel

Uno de los remedios que recomendaban las abuelitas era hacer gárgaras con vinagre para las infecciones de garganta y otras incomodidades en la boca. De resto, este líquido solo se utiliza para cocinar uno que otro platillo y, en ocasiones, hasta para limpiar la cocina.

Si embargo, el vinagre es considerado un ingrediente muy importante en el ámbito gastronómico, independientemente de cuál tipo sea. Lo que probablemente no había pasado por su cabeza es que puede ser un componente de un trago que cada vez gana más popularidad. Se trata del switchel.

La verdad es que las bebidas con vinagre eran muy consumidas en la antigua Grecia, Egipto y China, pero se sospecha que el switchel data del siglo XVIII y era consumido como una bebida veraniega, principalmente en el Caribe. Pero se desconoce con exactitud su procedencia.

Está hecho a base de vinagre de sidra o manzana, miel o melaza, jengibre, ron y jugo de limón. Es visto como una bebida desintoxicante y energizante, tanto que los granjeros de la zona de Vermont lo convirtieron en su método de despertar y potenciar el cuerpo. Además, se hizo muy popular en el Congreso y el Senado de Estados Unidos, pues era del agrado de los políticos de antaño.

Ahora son los millennials quienes han traído de vuelta esta bebida, como parte de su campaña en busca de brebajes sanos que puedan convertirse en tendencia.

switchel

Opción saludable

Es que el switchel verdaderamente es una opción bastante benéfica para el organismo. El vinagre de manzana es excelente para evitar calambres musculares, ayuda a mejorar la piel y la eliminación de toxinas y grasas. Por su parte, el jengibre es rico en potasio y socio ideal para ayudar en la digestión, acelerar el metabolismo y disminuir la migraña.

El jugo de limón también ayuda, al ser fuente de vitamina C. Lo más importante es que se trata de ingredientes naturales. Sin duda, una opción más que saludable.

 

También le puede interesar: Restaurantes económicos con estrellas Michelin

Comments

comments