prensa leche

Preparar un café espresso al mejor estilo tradicional italiano en el hogar puede parecer una tarea imposible. No todo el mundo posee máquinas especiales para este tipo de bebidas y pocos conocen la forma de elaborarlas a través de otros mecanismos. Uno de los pasos más complicados es el de espumar la leche con ese toque tan especial que solo un experto barista puede lograr.

leche

Comúnmente, el proceso de crear una espuma rica y agradable al paladar se hace con un dispensador de vapor que tienen las máquinas de espresso. El procedimiento es colocar la leche en un jarrón de metal y sumergir la boquilla dentro de esta para que comience a llenarse de aire caliente y se pueda obtener esa consistencia. Luego, se vierte sobre el café concentrado para una bebida fenomenal.

Pero ¿cómo alcanzar ese resultado en la casa? Aquí unas buenas recomendaciones.

Utilizar el microondas

Con ese simple aparato que se utiliza para calentar comida y hasta el propio café, se puede conseguir que la leche haga espuma.

Lo primero es tener un frasco hermético de vidrio, como los de mayonesa, mermelada o de galletas artesanales. Hay que colocar la cantidad de leche fría que se desea en el interior, dejando un poco de espacio para que se expanda un poco al espumar. Cerrar muy bien el frasco y agitar fuertemente de forma manual por aproximadamente un minuto. Se destapa y se coloca en el microondas a toda potencia por 30 o 45 segundos. De esta manera, la espuma se cuajará con el calor y estará lista para su uso.

También se puede hacer rápidamente en la licuadora, por apenas cinco segundos e introducir en el microondas.

Emplear una prensa francesa

prensa francesa

Igualmente, con una prensa francesa se transforma la leche en espuma y en más cantidad que con la técnica anterior. Para ello, se calienta la leche en una olla sin que llegue a hervir o se lleva al microondas por 30 o 45 segundos. Seguidamente, se vacía en el vaso de la prensa y se cierra. Con la manilla del filtro se comienza a subir y bajar de forma desenfrenada y veloz. El propósito es filtrar aire y  formar espuma. Se retira la tapa y se sirve inmediatamente.

Menear con un batidor

La vieja confiable. El batidor de globo para hacer cremas y salsas es perfecto para espumar la leche. En una olla, preferiblemente pequeña, se coloca la cantidad de leche fría que se desee y se calienta a fuego medio bajo. Con este utensilio o con un batidor eléctrico, se comienza a batir constantemente. El líquido no debe alcanzar el punto de ebullición. Mientras se va calentando y removiendo, se va formando la espuma. La desventaja es que no queda tan densa como en las cafeterías ni como en las recomendaciones previas. No obstante, la textura es bastante sabrosa.

leche batidor

Este método se emplea incluso con leche en polvo y agua fría. Cuando el agua está en el fuego, se va incorporando la leche y mezclando con la herramienta de alambre para unificar y producir espuma.

Aunque no quedarán exactamente igual a los de maestros baristas y cafeteros con experiencia, al menos se podrá degustar un rico café.

También le puede interesar: Los acompañantes de la comida rápida y sus calorías

Comments

comments