Selfieccino

Sin lugar a dudas es una de las bebidas más populares en todo el mundo. El café forma parte innegable e inseparable de la vida cotidiana. Sumado a esto, otros elementos como la tecnología y las redes sociales también son fundamentales para la sociedad. Por eso, una cafetería decidió combinar el autorretrato con la deliciosa infusión. El resultado: el divertido y curioso selfieccino.

Un café a la moda

El local londinense The Tea Terrace está dando a sus clientes algo de qué hablar y compartir en sus redes. El establecimiento está vendiendo bebidas con la fotografía del consumidor, hechas con crema y espuma.

El selfieccino consiste en una taza de café o chocolate caliente con una recreación del rostro del cliente. Para esto, el comprador debe enviar la foto deseada al barista encargado a través de una aplicación. Luego, este carga la imagen en una máquina llamada Cino, la cual escanea el retrato y lo plasma en la bebida. La copia es idéntica a la original y para hacerla se utiliza espuma con colorantes comestibles. El proceso dura aproximadamente cuatro minutos, cada taza tiene un valor de siete dólares y el resultado goza de gran calidad y detalles.

Selfieccino, la nueva tendencia viral en redes

El propietario del establecimiento, Ehab Salem Shouly, habló sobre la importancia de avanzar de la mano de la tecnología. “Debido a las redes sociales, la experiencia culinaria ha cambiado por completo”, comenta. Para el comerciante, lo que se ofrece debe resultar atractivo para el mundo digital: “Ya no es suficiente ofrecer excelente comida y servicio, también tiene que ser digno de Instagram”.

Selfieccino

La iniciativa rápidamente devino en un éxito y ha captado una gran cantidad de clientes, al convertirse en una moda local. Además, se ha posicionado en diferentes redes sociales. La administración de The Tea Terrace planea llevar la idea a sus otras dos sedes en el Reino Unido.

Una muestra más de cómo el café es motivo de inspiración y de momentos diferentes. Ahora, los amantes de una taza caliente podrán disfrutar de su sabor y de su rostro al mismo tiempo.

También le puede interesar:  El barista Kangbin Lee y su maravilloso “creamart”

Comments

comments